Archivo

Cinco candidatos en Santander son herederos de políticos condenados

Conforman filas de Opción Ciudadana, Centro Democrático y el conservatismo. Partidos los defienden.

notitle
05 de febrero 2014 , 10:45 p.m.

Cinco aspirantes de Santander al Senado y a la Cámara son familiares de exparlamentarios condenados por actos de concusión, corrupción y vínculos con paramilitares.

Uno de los herederos de esos votos es la candidata a la Cámara Doris Clemencia Vega, exdiputada y esposa del exsenador Luis Alberto Gil, quien fue condenado a 9 años de prisión por pactos políticos con el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas.

Vega tiene el aval de Opción Ciudadana, que anteriormente se llamó Convergencia y su creador fue Gil.

Con la sombra de la ‘parapolítica’ también está el senador Mauricio Aguilar, hijo del coronel (r) y exgobernador Hugo Aguilar, condenado a 9 años por haber recibido apoyo de los Auc y nombrar a una ficha del exjefe paramilitar ‘Ernesto Báez’ en la Secretaría de Educación. El congresista, quien es hermano del actual gobernador, Richard Aguilar, también hace parte de Opción Ciudadana.

Por la misma colectividad se encuentra Óscar Villamizar Meneses, candidato a la Cámara e hijo del exsenador Alirio Villamizar, condenado a 9 años y medio por el sonado caso del ‘carrusel de las notarías’. La Corte Suprema encontró que el exsenador Villamizar presionó a la notaria 11 de Bucaramanga, Luz Janeth Rojas, para que le entregara la mitad de lo producido por ese despacho.

Y espera repetir en la Cámara la conservadora Lina Barrera, esposa del exparlamentario Iván Díaz Mateus, condenado a seis años por haber ayudado a convencer a la excongresista Yidis Medina para que votara a favor de la reelección presidencial en noviembre del 2004.

Otro candidato que tiene la sombra de un familiar condenado es Marcos Díaz Barrera –primo de Iván Díaz Mateus–, quien se postuló a la Cámara con el respaldo del Centro Democrático.

A pesar de los lazos de estos candidatos con exdirigentes condenados, sus partidos los defienden y señalan que no los deben afectar las decisiones judiciales contra sus familiares. Ángel Alirio Moreno, presidente de Opción Ciudadana, dijo que el país está en un proceso de transición política para llegar a un escenario de perdón y reconciliación. “Cada quien somete a consideración su nombre y es el elector el que toma la decisión”, agregó.

Por su parte, el presidente del Directorio Conservador en Santander, Rafael Serrano, destacó el trabajo de la representante Lina Barrera y aseguró que con la condena a Iván Díaz se cometió “una monstruosa injusticia”.

Gabriel Burgos, candidato al Senado y miembro de la junta directiva en Santander del Centro Democrático, defendió a Marcos Díaz Barrera y aseguró que en Colombia no “existen delitos de sangre”.

REDACCIÓN BUCARAMANGA