Archivo

Se abre debate por la fuerza del voto en blanco

A instancias de EL TIEMPO, expertos dialogaron sobre su incidencia en las elecciones.

notitle
05 de febrero 2014 , 08:28 p.m.

Dos de los promotores del voto en blanco, el escritor Gustavo Bolívar y el activista Alejandro Riaño, junto a la docente de la Universidad de Los Andes Mónica Pachón y el registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, debatieron sobre las recientes tendencias que se han presentado tanto en redes sociales como en las últimas encuestas sobre la intención de los ciudadanos de votar en blanco.

Opiniones divididas fueron las que se evidenciaron en el hangout de este jueves, organizado por EL TIEMPO.

Bolívar y Riaño, defensores de la iniciativa, explicaron que los altos porcentajes que tiene el voto en blanco, según los datos de empresas como Datexco y Cifras y Conceptos, se deben al cansancio que se tienen con respecto a los partidos políticos, sus representantes, y al despertar de los colombianos frente a la situación actual del país.

El escritor aseguró que en estas elecciones la popularidad del voto en blanco pondrá una brecha en la historia nacional electoral, y que la falta de credibilidad hacia los políticos actuales, mezclado con la masificación de contenidos en redes sociales, han sido determinantes en generar un acelerado crecimiento del inconformismo en los votantes.

Para Alejandro Riaño, al votar en blanco “lo que se hace es apoyar la honradez con los recursos públicos. Evitar que el que robe dinero siga haciéndolo. El voto en blanco exige reformas políticas que responsabilicen a los partidos por los actos de quienes los integran”.

Carlos Ariel Sánchez, registrador Nacional, afirmó que el voto en blanco juega como un candidato más que resta votos para llegar a tomar una decisión en primera vuelta; y no cree que la propuesta tenga éxito, pues la variedad de candidatos tanto para Presidente como para las curules en el Congreso, hace que, al momento de votar, los ciudadanos se inclinen por alguno de ellos.

Además dice que el caso de poblaciones como Bello, Antioquia y municipios del Huila, en donde el voto el blanco se convirtió en protagonista de las jornadas electorales, se debe a coyunturas específicas por las que atravesaban estas poblaciones.

Por su parte, la politóloga y docente Mónica Pachón, de los Andes, cree que el voto en blanco es un fenómeno que crece gracias a los nombres propios que lo promocionan.

Añadió que en Colombia no existe aún la cultura de movilizarse masivamente para generar cambios en votaciones a nivel nacional, y que esto sólo se daría si se descubre algún escándalo que involucre a los candidatos.

“Aunque el fenómeno del voto en blanco es histórico, no supera a la masa que vota por los partidos tradicionales o a los de oposición, pero que al fin y al cabo se deciden por alguien y votan”, indició Pachón.

Durante la discusión, Bolívar planteó que lo que se quiere es “darle una lección a las clases políticas corruptas independientemente de los resultados, porque serán más altos que en anteriores campañas, y eso se tomará como una advertencia”.

El novelista aseguró que el voto en blanco necesita modificaciones para que se convierta en un mecanismo de protesta válido.

El Registrador Nacional aclaró que en la mañana de este jueves se inscribió ante la entidad el primer comité promotor del voto en blanco para elecciones presidenciales, bajo el nombre de “S.O.S”.

Gustavo Bolívar y Alejandro Riaño hicieron énfasis en que el proyecto que ellos están incentivando es el del voto en blanco genérico, que no tiene ningún representante por lo que nadie recibiría sumas de dinero por parte del Estado correspondiente al número de votos que obtiene en las elecciones, luego de un estado de cuentas que el movimiento presenta ante la Registraduría, quien audita dichos informes y decide si el pago se hace efectivo.

Finalmente, Carlos Ariel Sánchez explicó que en estas elecciones se contará con un apoyo de Google para transmitir los resultados oficiales. De esta manera, el grupo de Riaño y Bolívar podrá ser testigo y verificar el conteo de votos, ya que al no tener un representante específico, no podrá contar con un testigo durante el escrutinio.

REDACCIÓN POLÍTICA