Archivo

Hombre señalado de asesinar a su hijo quería huir a Venezuela

Confesó que decidió esconderse en zona guerrillera para luego pasar al vecino país.

notitle
05 de febrero 2014 , 08:24 p.m.

Cuando los dos agentes de inteligencia del Gaula le preguntaron a John Romero si admitía ser el mismo hombre que era buscado por el homicidio a golpes de su propio hijo, de apenas 11 años de edad –ocurrido el pasado 25 de enero en la localidad de Engativá–, él no tuvo más remedio que aceptar.

La escena se registró a eso de las 9 de la mañana de este miércoles en una zona boscosa de la vereda Loma Grande, zona rural del municipio de Rosas (Cauca). Hasta ese lugar había viajado para despistar a las autoridades.

Justo en el momento en el que iba a ser esposado, Romero empujó a los agentes y empezó a correr entre los arbustos. La presión del grupo de apoyo del Gaula, que estaba desplegado por la zona, llevó a este hombre a saltar a un río de poca profundidad, lo que le generó lesiones en sus piernas. La dificultad para seguir corriendo y la acción de los uniformados le impidieron concretar su fuga.

Luego de hacer los cotejos preliminares, las autoridades, que contaron con el apoyo de la Sijín Bogotá, confirmaron que se trataba del mismo hombre que a finales del mes pasado había llevado al propio hijo al Hospital de Engativá con evidentes signos de maltrato. El niño perdió la vida como producto de una golpiza. Ese día, Romero les contó a los policías que atendieron el caso que su hijo había sufrido las lesiones tras caer de unas escaleras, mientras su esposa, Luz Adriana Sánchez, aseguró que la caída fue en un parque.

Esta mujer había sido capturada el viernes pasado por el CTI y enviada un día después a la cárcel, señalada de coautora de homicidio, por encubrir al presunto agresor. Este miércoles, mientras Romero era trasladado a Popayán –donde recibió atención médica– les confesó a los investigadores cuál era su plan: había decidido esconderse en una zona de influencia guerrillera (para dificultar la persecución del CTI y la Policía) mientras obtenía documentación falsa con el fin de intentar refugiarse en Venezuela.

Llamadas claves

Gracias a la imagen de Romero, que se difundió desde el mismo día de la tragedia a través de distintos medios de comunicación, pobladores de la vereda Rosas, de Cauca, lograron identificarlo. “Anoche (martes) recibimos llamadas de varias personas que nos informaron cuál era el paradero de John Romero”, dijo el general Humberto Guatibonza, director del Gaula de la Policía.

El presunto agresor fue enviado este miércoles en la noche a Bogotá, donde un juez de control de garantías lo judicializará por homicidio agravado y violencia intrafamiliar.

La Fiscalía tiene en su poder el dictamen de Medicina Legal, según el cual el menor falleció por un trauma craneoencefálico ocasionado por un objeto contundente, además de otros exámenes que evidenciaron 28 signos de violencia en el cuerpo del pequeño, varios de ellos cicatrizados.

Igualmente, el ente investigador aportaría los testimonios de habitantes del barrio La Riviera, de Engativá, en los que afirman que Romero golpeaba constantemente no solo al niño, sino a otros miembros de la familia.

REDACCIÓN BOGOTÁ