Archivo

Otro portazo verde a Petro por cuenta de los precandidatos de Alianza

Peñalosa, Sudarsky y Romero no firmaron documento que planteaba condiciones como el apoyo a Petro.

notitle
05 de febrero 2014 , 05:43 p.m.

Los petristas de la Alianza Verde se llevaron este miércoles otro portazo, esta vez de los precandidatos presidenciales, que se negaron a firmar una declaración de condiciones en la que figuraba el apoyo al alcalde Gustavo Petro.

El episodio ocurrió justo cuando Enrique Peñalosa, Jhon Sudarsky y Camilo Romero, se aprestaban a inscribir sus nombres como precandidatos presidenciales en la consulta verde, ante la autoridad electoral.

Cuando los tres iban a ingresar al despacho del registrador Carlos Ariel Sánchez, apareció Carlos Ramón González, exjefe del Partido Verde, con un oficio para que los precandidatos lo suscribieran.

Entre los 16 puntos del documento con el que los aspirantes fueron sorprendidos, hay uno que sacó de quicio a Peñalosa: respaldar al alcalde Gustavo Petro, frente a las amenazas de su destitución y revocatoria.

Sorprendido, y aunque ya el registrador Sánchez se aprestaba a dejar en firme su inscripción, Peñalosa rechazó de manera tajante la solicitud de González.

Sudarsky, quien se encontraba junto al exalcalde de Bogotá en el momento, asumió la misma actitud. Se negó a firmar el documento. Camilo Romero, quien llegó un rato después, también rehusó suscribirlo.

En diálogo con EL TIEMPO, Peñalosa dijo que se negó a firmar el oficio porque los puntos consignados en él no formaban parte de un acuerdo riguroso.

Además, explicó, “no me sentí obligado a firmar, porque los petristas ya dijeron que no respetarán el resultado de la consulta, que no la acatarán. ¿Entonces, con qué derecho vienen a pedir apoyo para Petro o a condicionar?”, se preguntó el precandidato presidencial.

Peñalosa pidió a la Alianza Verde “respeto” por la condición de los candidatos que se someterán al veredicto de las urnas.

Sudarsky también le dijo a EL TIEMPO que se negó a firmar el documento luego de que Peñalosa rehusó hacerlo.

“Enrique Peñalosa lo comenzó a leer y dijo que no lo iba a firmar. Había imposiciones que no aceptaba. Como él fue tan tajante que no firmaba, pues yo tampoco”, relató Sudarsky.

Camilo Romero dijo que como llegó tarde a la inscripción por estar atendiendo asuntos del Congreso, no se enteró del asunto. Admitió que González le mostró el documento de 16 puntos, pero que no lo leyó porque “alguien” le dijo que ya no había que firmarlo.

No obstante, Romero añadió que si no lo firmó, no fue porque se opusiera al contenido. “Firmo lo que haya que firmar para respaldar a Petro”, dijo.

Aunque el acto de inscripción de los precandidatos verdes a la consulta interna se cumplió dentro de un ambiente de calma, la cita de la Registraduría sirvió para dejar claras las fisuras ideológicas y políticas entre los tres aspirantes a la candidatura presidencial: Peñalosa (el de mayor intención de voto de los tres) no aceptó suscribir condición alguna y menos respaldar al alcalde Petro, con todo lo que eso significa. Además reiteró que será “el Presidente de todos los colombianos”; Camilo Romero, se declaró petrista sin condiciones y aseguró que está dispuesto a “firmar lo que sea” en apoyo al alcalde; y Sudarsky, un poco en la mitad, lejos de Petro y lejos de Peñalosa.

De hecho el proceso para la consulta, que ya comenzó a correr en términos legales, se produjo en contra de la voluntad de los petristas, que desde septiembre pasado se tomaron el Partido Verde, logrando gran influencia en sus decisiones.

Los aliados de Petro intentaron por diversos medios impedir que Peñalosa estuviera en la consulta. Inclusive, la representante Ángela María Robledo, propuso que Peñalosa firmara en una notaría el apoyo al alcalde Petro y el compromiso de no aliarse con el expresidente Álvaro Uribe.

Y, aunque el Congreso ya había aprobado la consulta como mecanismo para la selección del candidato, la Dirección de Alianza Verde dilató varias semanas la ratificación. A última hora el pasado martes, la Dirección confirmó el mecanismo de la consulta por 22 votos contra 18, en una clara derrota del petrismo.

En todo caso la campaña verde por el candidato presidencial, que será muy singular, arrancó con estas diferencias.

REDACCIÓN POLÍTICA