Archivo

Editorial: No hay atajo, ¡A moverse!

Es importante hacer del deporte un estilo de vida, la constancia es la clave.

notitle
05 de febrero 2014 , 05:11 p.m.

La meta por estos días es bajar los kilos ganados el fin de año. Dietas, gimnasios y malteadas milagrosas están sobre la mesa. Y eso está muy bien, siempre y cuando se haga bajo supervisión médica.

Es importante buscar un peso saludable, pero más vital es mantenerlo en el tiempo. Subir y bajar como yo-yo trae consecuencias no solo físicas, como la flacidez y la celulitis, sino que además altera el organismo, por ejemplo, en sus niveles de azúcar, lo cual desemboca en enfermedades como diabetes o males cardiovasculares difíciles de manejar.
Si quiere convertir el ejercicio en su nuevo estilo de vida es clave ser constante, hacerlo por lo menos tres veces a la semana, 30 minutos diarios, para empezar. Está comprobado que los primeros 21 días de repetición son fundamentales para cultivar este nuevo hábito.

Por eso, si se propone hacer ejercicio, empiece con lo que más le guste, bailar, trotar, nadar… Pronto notará cómo su cuerpo se lo agradece. Además de la quema de calorías extra y la reducción del abdomen, mejorará su condición cardiopulmonar, su digestión y su tono muscular.

No hay atajo que valga. La única salida es moverse. Por más disculpas que saquemos, es claro que la inactividad física es una bomba de tiempo, más peligrosa que fumar. Un estudio publicado en la revista The Lancet concluyó que el sedentarismo causa 5,3 millones de muertes, frente a 5,1 que causa el tabaco.

Cada paso que dé, cada escalera que suba, cada oficio que haga, cada desplazamiento en su oficina, cuenta y vale. Con esta edición, dedicada a esa nueva meta, hacemos una apuesta por su salud y vitalidad. Anímese; nunca es tarde para moverse.

ADRIANA GARZÓN