Archivo

Universal en Orlando, donde la fantasía se convierte en realidad

Mundos mágicos hechos realidad, atracciones que retan los sentidos y cientos de planes familiares.

notitle
05 de febrero 2014 , 04:09 p.m.

Bienvenidos a un lugar donde todo, hasta lo más fantástico, se convierte en realidad. Aquí, en los parques de Universal Resorts en la ciudad de Orlando (Florida, Estados Unidos), podrá conocer a sus superhéroes favoritos, volar a bordo de una escoba con Harry Potter y sus amigos, y vivir una aventura espeluznante en el castillo de Hogwarts. También podrá subirse a una montaña rusa con Los Simpson, caminar por Springfield –incluso por el bar de Moe– o viajar al pasado en un bote que lo llevará a conocer dinosaurios y aterradoras criaturas.

Bienvenidos a un mundo mágico donde, además, los nervios se ponen a prueba en impresionantes montañas rusas. Los parques temáticos de este complejo de entretenimiento se dividen en dos áreas: Universal Studios y Island of Adventure, pegadas la una de la otra. En cada entrada hay mapas gratuitos en diferentes idiomas. Pero si se pierde, pregunte y cualquiera de los 10.000 empleados del lugar le dará información. O mejor déjese llevar por su intuición. Ambos parques están conectados por CityWalk, una zona con una variada oferta de restaurantes, tiendas y bares, con una interesante vida nocturna.

Comencemos por Universal Studios que, como lo sugiere su nombre, recrea un set de grabación de clásicos del cine y la televisión. En los 90, cuando abrió sus puertas, las atracciones estrella eran King Kong y Volver al futuro. Hoy son 'Transformers' o 'Mi villano favorito', entre otras, cada una con un simulador que lo hará sentirse como un personaje más de estas historias.

Los simuladores son cabinas con sillas (para tres o cuatro personas) que se mueven en todas las direcciones y que permiten vivir una experiencia interactiva con escenarios de última tecnología que le transmitirán imágenes y sensaciones como agua, fuego, vapor, calor o frío. Pero ojo: los movimientos pueden ser fuertes, es fácil marearse, así que infórmese antes sobre qué tan movido es el simulador al que quiere entrar.

La atracción de 'Mi villano favorito' es recomendada para los niños –el simulador es muy suave– y consiste en las aventuras de Gru, sus hijas y su ejército amarillo de minions. Al frente podrá ver 'Shrek', una película en 4D, que es la continuación de la historia del ogro, Fiona y Burro, además de sentir movimientos de las sillas del teatro y un poco de agua.

La de 'Transformers' es de las más concurridas. Uno siente que esas máquinas gigantes lo van a aplastar. En esa zona está una de las montañas rusas más emocionantes: Hollywood Rip Ride Rockit, no recomendada para cardiacos. No mire mucho a la gente, desde abajo, pues se puede arrepentir de subir al ver a tanta gente gritando, dando vueltas desquiciadas, y se perderá una experiencia llena de adrenalina. En esta montaña cada quien escoge una canción de rock y la escucha mientras viaja a 65 millas por hora, a una altura hasta de 51 metros.

A pocos metros queda El Regreso de la Momia, montaña rusa bajo techo que lo llevará a enfrentarse a momias guerreras, escarabajos gigantes y bolas de fuego.

El mundo de los Simpson

El camino lo llevará a The Simpson Ride, una recreación de Springfield y de la famosa serie animada de televisión. La estatua del fundador, Jeremías Springfield, el bar de Moe –donde venden cervezas Duff y la ‘llamarada Moe’– y el Kwik– E–Market de Apu, con todos sus personajes, cobran vida en este lugar. No deje de comerse una 'Krusty Burger'.

El simulador, uno de los más modernos, lo hará sentirse en una montaña rusa de verdad. Sus movimientos son fuertes (imagínese a Bart y a Homero escapando de las trampas de Bob Patiño), pero la aventura vale la pena. Para los más pequeños hay una rueda dedicada a los marcianos verdes de la serie.

Muy cerca encontrará una zona inspirada en 'Barne'y y 'Jorge el curioso', y otra de juegos llamada Woody Woodpecker’s Kidzone: tiene 12.500 pelotas, 15.000 galones de agua, juguetes y una minimontaña rusa.

En este sector también encontrará otras atracciones basadas en películas como 'Men in Black', 'Terminator' y 'Twister'.

Las islas de las aventuras

Lo primero que llamará su atención será una imagen gigante de Hulk y detrás, una impresionante montaña rusa de color verde. De todas, es la más poderosa, miedosa y emocionante.

Lo recibirá una imagen, también gigante, del Hombre Araña; tiene adentro un simulador que lo hará ‘volar’ por las calles y rascacielos de Nueva York.

Más adelante podrá viajar a la era prehistórica en la zona de 'Jurassic Park'. Los turistas se montan en un bote, navegan por un río y se encuentran con dinosaurios gigantes que se mueven y arrojan agua. Compre una capa plástica o lleve ropa para cambiarse. Va a quedar empapado.

La atracción estrella es la del mundo de Harry Potter. Es una recreación idéntica a los parajes que narra el libro de la escritora británica J.K. Rowling y que se muestran en las películas del niño mago: el pueblo nevado de Hogsmeade, la tienda Ollivander’s, donde los aprendices de magos escogen sus varitas mágicas, y el imponente castillo de Hogwarts. No deje de probar la famosa Butterbeer (cerveza de mantequilla) ni los sapos de chocolate.

Dentro del castillo, como se vio en el cine, los personajes de los cuadros se mueven y hablan, y cada objeto cobra vida. La música que se escucha es la misma de las películas, aspecto que imprime mayor suspenso.

El simulador, de última tecnología, es alucinante. Los turistas vuelan a través de parajes embrujados, son perseguidos por criaturas terroríficas y acompañan a Harry y sus amigos en sus travesías sobre escobas.

En el verano próximo de Estados Unidos (entre junio y agosto de este año) será inaugurada la nueva área del mundo mágico de Harry Potter, que conectará a ambos parques (Universal Studios y Islands of Adventure).

La gran novedad será Diagon Alley, el callejón mágico y bullicioso de la saga.

Los amantes de esta historia podrán abordar el Hogwarts Express y llegar a Londres para luego atravesar el muro secreto de ladrillos que comunica con Diagon Alley.

Los parques de Universal son el destino ideal para divertirse en familia, para que los niños pasen las mejores vacaciones de sus vidas y para que los adultos vuelvan a ser niños.

Si usted va

Para viajar a Estados Unidos necesita visa.

Hay un boleto exclusivo (Bonus Ticket) para visitantes de América Latina. Cuesta 189 dólares (más impuestos) e incluye entradas ilimitadas a ambos parques (Universal Studios Florida e Islands of Adventure) durante 14 días consecutivos, y entradas a ciertos clubes nocturnos de CityWalk. Solo se puede adquirir en línea en www.universalorlando.com o en agencias de viajes.

Es recomendable que adquiera el Express Pass, que le evitará hacer filas hasta de dos horas, y que le permitirá aprovechar mejor su tiempo. Cuesta entre 60 y 80 dólares, dependiendo de la temporada, pero realmente vale la pena.

¿Dónde alojarse?

Aunque en Orlando hay infinidad de hoteles, por cercanía una buena opción es alojarse dentro del complejo de Universal. Hay tres hoteles: Loews Portofino Bay Hotel (desde 199 USD la noche), Hard Rock Hotel (desde 175 USD la noche) y Loews Royal Pacific Resort (desde 165 USD la noche).

Hay transporte en bote hacia los parques o puede llegar caminando. Y ofrecen gratis el Express Pass, que evita hacer largas filas.

Desde el 31 de marzo empezará a funcionar el Cabana Bay Beach Resort, que costará desde 93 USD.

www.universalorlando.com

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
INVITACIÓN DE UNIVERSAL ORLANDO RESORT