Archivo

Hay división en caso 'Joselito' Guerra, condenado por el proceso 8.000

La salida que tomaría la Corte Constitucional apunta a la solicitud de revisión en la Corte Suprema.

04 de febrero 2014 , 09:02 p.m.

El excongresista José Elías Guerra de la Espriella fue condenado en 1998 a 72 meses de prisión por un juez sin rostro por los delitos de enriquecimiento ilícito de particular en concurso heterogéneo con el delito de falsedad en documento privado y estafa, dentro del escándalo del proceso 8.000.

En el 2007, Guerra llevó su caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, alegando que el Estado colombiano desconoció lo previsto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, porque no lo escuchó ni le dio las debidas garantías en el proceso.

El Comité concluyó que “hubo violación del derecho del autor a un juicio con las debidas garantías” y que en consecuencia “el Estado debe proporcionar al autor un recurso efectivo, incluida una indemnización adecuada”.

La discusión en la Corte ha estado divida. La ponencia del magistrado Alberto Rojas es partidaria de acoger la solicitud del Comité, en el sentido de que el caso sea revisado por la Corte Suprema y que Guerra sea indemnizado.

No obstante, del otro lado están quienes advierten que el dictamen de la ONU no tiene carácter vinculante. Además, los efectos de una decisión favorable para Guerra podrían golpear a la justicia sin rostro, que operó en los 90 como consecuencia de la amenaza del narcotráfico.

De acuerdo con los magistrados, si el caso termina en revisión, sería un golpe para la lucha contra el narcotráfico, porque se trata de una persona que, según se le comprobó en esa época, recibió dinero del cartel de Cali, renunció al Congreso para perder el fuero y someterse a la justicia con la Fiscalía, con lo cual escogió la vía del juez sin rostro.

El caso Guerra fue notificado al Estado en el 2010, y la Cancillería remitió el dictamen al Defensor del Pueblo para que “tomara nota sobre la recomendación de otorgar un recurso efectivo...”; y señaló que, como se le garantizaron los derechos constitucionales, José Elías Guerra de la Espriella no era acreedor de una indemnización.

REDACCIÓN JUSTICIA