Archivo

Piden a la Fiscalía investigar polémico contrato de la U. Distrital

Sectores de la universidad recordaron que el rector (e.) involucrado fue sancionado en el pasado.

04 de febrero 2014 , 08:47 p.m.

La polémica contratación de la nueva sede de la Universidad Distrital en Bosa, que fue adjudicada en medio de presuntas irregularidades y denuncias de favorecimientos a los ganadores, llegará a manos de la Fiscalía.

En medio del escándalo y de las críticas por la forma en que se firmó ese contrato de 70.000 millones de pesos, el 24 de diciembre del año pasado, en plenas fiestas navideñas, el propio rector (e.) de la Distrital, Roberto Vergara, le envió una comunicación al fiscal general, Eduardo Montealegre.

“Me permito solicitarle que se realicen las investigaciones a que haya lugar y pongo desde ya a su disposición los documentos correspondientes a dichos procesos”, le manifiesta Vergara al Fiscal. El rector (e.) ha sido cuestionado porque no tuvo en cuenta las peticiones hechas por el secretario de Educación Distrital, Óscar Sánchez, para que ese millonario contrato fuera adjudicado a través del Fonade con el fin de asegurar transparencia.

Las directivas de la Distrital, encabezadas en diciembre por el saliente rector, Inocencio Bahamón, hicieron caso omiso y crearon la llamada Unidad de Contratación, conformada por cuatro profesionales.

Ellos evaluaron las propuestas y le adjudicaron el contrato a las firmas Ingenieros GF, Ziggurat Arquitectura y Conequipos. Esta última firma está siendo investigada por un presunto robo de tierras en la Costa Atlántica, como lo reveló EL TIEMPO.

Los integrantes de esa Unidad, contratados a través de un concurso, son Isabel Contreras de Tovar, Wilson Morales Alarcon, Óscar Andrés Robayo y Jorge Alexánder Torres Zamudio. Salvo este último, ninguno contestó este martes las llamadas de este medio. “Todo fue transparente”, dijo Torres Zamudio.

Por otra parte, sectores de la U. Distrital preparan una protesta contra las directivas y recordaron que el rector (e.) Vergara, en el 2005, fue destituido e inhabilitado dos años y seis meses por la Procuraduría por irregularidades en contratación.

Vergara es conocido por su cercanía política con el senador Smauel Arrieta, del PIN, y el concejal Hosman Martínez, del Partido Verde.

Ambos políticos han sido señalados por sectores de la Distrital de ejercer poder e influencia en las decisiones y nombramientos burocráticos de la Distrital, pero ellos han negado esos señalamientos.

YESID LANCHEROS
yeslan@eltiempo.com