Archivo

Padres victimarios/ Opinión

04 de febrero 2014 , 06:34 p.m.

La muerte de un niño de 11 años en Bogotá pone sobre el tapete nuevamente la responsabilidad de los padres frente al cuidado y la integridad de sus hijos.

En este caso, el padre John Romero es el presunto homicida, y a la madre, Luz Adriana Sánchez también la Fiscalía le dictó orden de captura por presunto encubrimiento. En lo que va del año, la Policía Nacional ha reportado 20 casos de maltrato infantil en los que los padres son los responsables de la vulneración, esto significa que la Constitución ni la Ley de Infancia que rigen en nuestro país no han logrado instalarse en el seno de las familias para que sean los padres quienes garanticen el bienestar e integridad de sus hijos, ejerciendo la progenitura responsable.

En el territorio encontramos casos de niños que por el descuido de sus padres son agredidos sexualmente por amigos o vecinos; niños quemados por pólvora, secuestrados, golpeados, que piden limosna y cometen actos delincuenciales sin que exista una responsabilidad de los padres.

El caso comentado ilustra sobre el compromiso y responsabilidad que tienen los padres con el cuidado, bienestar, integridad y actuación de sus hijos. No es posible que los padres se escuden en el trabajo, las ocupaciones y necesidades para maltratar, explotar y vulnerar a la niñez. Qué lástima que solo con órdenes de captura se pueda ejercer la progenitura responsable.

Diana Mireya Pedraza González
*Dra. en Sociología Jurídica e Instituciones Políticas
dianapedrazagonzalez@gmail.com