Archivo

Hace tres décadas nacía el Mercedes W124, antecesor de la Clase E

El primer Clase E nació en 1984, conocido entonces como serie 200-300. Ofreciendo una versatilidad única hasta ese momento en la casa Mercedes, inauguraría el segmento de la 'clase media'. Repaso.

notitle
04 de febrero 2014 , 03:32 p.m.

Imágenes de la recordada carrocería 200-300 W124 de Mercedes-Benz

En los años cincuenta, los ‘chicos de Stuttgart’ acuñaron la expresión ‘Mittleren Mercedes-Klasse’, o el ‘Mercedes de la clase media’. Esto se materializaría en un auto no muy grande ni muy pequeño; no demasiado lujoso, pero construido con atención a los detalles.

Durante casi treinta años, el ‘Mercedes de la clase media’ fue el auto de entrada a la marca alemana y su mejor producto en ventas. Una amplia gama de motores de cuatro y seis cilindros, hacía de la serie 200-300 apta para todos los presupuestos, desde taxistas hasta jóvenes hombres de negocios –que no aspiraban aún a la ‘Sonderklasse’ o Clase S (S, por especial).

En términos de estilo, la serie 200-300 sorprendería a la clientela conservadora. Su perfil en forma de cuña y la eliminación del cromo –exceptuando la parrilla y la estrella de tres puntas– confirmó la nueva tendencia de diseño. Esta familia nacería con un parabrisas más inclinado, que en conjunto con los faros y la parrilla ayudarían a reducir la resistencia aerodinámica y el consumo de combustible.

En esa búsqueda de mejora y alivio en el consumo, el W124 resultó ser más ligero y espacioso que su antecesor el W123, vigente desde 1976. Técnicamente, el W124 tuvo una fuerte inspiración del W201, presentado dos años atrás. Además tuvo el honor de abrir el paso a innovaciones técnicas que se impusieron en otros modelos de la casa germana e incluso de la competencia. Por ejemplo introdujo un eje multibrazo para el tren trasero, mientras que el tren delantero se caracterizó por la inclinación de su pivote y el sistema anti-hundimiento. También hizo aparición un sistema automático de bloqueo del diferencial, el control electrónico de tracción, la tracción a las cuatro ruedas (4Matic) y una caja automática de cinco relaciones.

El catalizador aparecería como un accesorio inicialmente, pero después de su primer año iría de serie; mismo camino que seguiría el sistema ABS que fue de serie desde 1988. El airbag del pasajero llegaría en septiembre de 1988.

El W124 tiene todos los atributos para ser nombrado como uno de los Mercedes más confiables de los tiempos modernos, especialmente por sus magníficos motores de gasolina y diésel, que alcanzaran la cúspide en octubre de 1990 con el majestuoso motor 500E V8 de 326 caballos de potencia.

El sedán 200-300 se vio acompañado por la versión station wagon (camioneta) de 1985, seguida de la variante coupé en 1987. En 1989 llega el primer retoque estético con escudos, protectores laterales y nuevos diseños de rines; también con la aparición de una limusina de seis puertas con buena aceptación en los grandes hoteles.

En total 2’058.777 de sedanes fueron producidos entre 1984 y 1995, que se suman con las 340.503 camionetas.

DATOS:
Los alemanes esperaban que fuera una Clase M la que denominara a los modelos de la serie 200-300 (W124) nacidos en 1984, cuando se decide dar un giro y adoptar una nomenclatura única e inesperada, que dio origen a la conocida Clase E, escalón intermedio entre las clases S y C.