Archivo

Allanaron local donde supuestamente habrían chuzado a negociadores

Al parecer la red estaría conformada por un capitán y tres cabos. Mindefensa pide investigar.

04 de febrero 2014 , 06:35 a.m.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, pidió al comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, que investigue si es cierto o no que esa dependencia está interceptando al equipo negociador del Gobierno en La Habana (Cuba).

En la cuenta del Ministerio de Defensa en Twitter, Pinzón ordenó abrir una investigación de una oficina fachada paralela de nombre 'Andrómeda', que al parecer está adscrita a un batallón de inteligencia militar. Por su parte, el ministro del Interior, Aurelio Irragori, dijo en 'La W Radio' que hay que esperar los resultados de la investigación.

La versión, que revive el fantasma de las llamadas 'chuzadas', fue revelado anoche lunes por la revista ‘Semana’. El reportaje asegura que hackers criollos fueron reclutados para lograr obtener información desde celulares, correos electrónicos y llamadas telefónicas.

Las principales víctimas de este espionaje cibernético habrían sido, según 'Semana', el equipo negociador de paz liderado por Humberto de la Calle. En este proceso ilegal, dice el artículo, participaron agentes estadounidenses de la CIA.

La oficina funcionaba en el barrio Galerías en Bogotá. Durante todo el 2013, con equipos y computadores, un grupo liderado por una capitán del Ejército presuntamente lograron seguir cibernéticamente a los negociadores para obtener detalles de los diálogos que el Gobierno adelanta con las Farc.

Los equipos de 'Andrómeda' habrían sido retirados por la Fiscalía y estarían siendo analizados para conocer los detalles de la maniobra ilegal. Desde anoche, el ministro Pinzón mantiene una reunión con la cúpula militar y se espera decisiones en las próximas horas frente al tema.

La Fiscalía busca determinar si la oficina paralela al inteligencia militar 'Andrómeda' logró entrar a otros organismos de seguridad del Estado como la Policía.

De hecho, un fiscal allanó el viernes 24 de enero la oficina de 'Andrómeda' y encontró más de computadores e información que podría evidenciar los seguimientos que hicieron miembros del Ejército.

En un principio, se presume que el grupo está liderado por un capitán y tres cabos. Uno de los suboficiales se encontraba el día del operativo, fue detenido por algunas horas y dejado en libertad el sábado en la madrugada.

Para la Fiscalía es un misterio el paradero del oficial y el resto de uniformados. Así como también los jóvenes y expertos hackers que aportaron sus conocimientos para hacer los seguimientos.

En estos días se lleva a cabo el vigésimo ciclo de las conversaciones en La Habana entre el Gobierno y las Farc, quienes están discutiendo el tema de los cultivos ilícitos.

REDACCIÓN JUSTICIA