Archivo

El 15 por ciento de los celulares en Colombia son falsificados

Mercado de celulares de baja calidad genera pérdidas de US$6.000 millones en el mundo.

03 de febrero 2014 , 05:42 p.m.

La industria de la telefonía móvil parece no tener techo en el mundo entero. Las ventas crecen año a año y las principales marcas inundan los mercados con modelos hechos casi a la medida de cada comprador. Sin embargo, la proliferación de celulares falsificados o con bajos estándares de calidad, sigue siendo uno de los lunares que afecta las finanzas de las compañías, a los gobiernos y a los usuarios.

La organización Mobile Manufacturers Forum (MMF) revela en su más reciente estudio sobre celulares falsificados, que en 2013 se vendieron en el mundo aproximadamente 148 millones de teléfonos falsos o de baja calidad. Esta cifra, en la estimación más conservadora de MMF, implicaría que cada año la economía mundial pierde cerca de seis mil millones de dólares.

Aderbal Pereira, director de MMF en Latinoamérica, habló con EL TIEMPO sobre los detalles del estudio y los hallazgos frente al mercado de telefonía celular en la región, que no sale tan mal parada en este informe, según el cual el seis por ciento de los celulares falsos comercializados en el mundo, se vendieron en países latinoamericanos.

En Colombia, según Pereira, cerca del 15 por ciento de los teléfonos celulares son falsos o no cumplen con los estándares de calidad, cifra que se incrementa a cerca del 20 por ciento en Latinoamérica.

Uno de los principales obstáculos para dar la pelea contra el mercado ilegal de teléfonos celulares, es según MMF, es que los mismos gobiernos aún no entienden la gravedad del problema, lo que se traduce en una “escasez de información integral para educar a los consumidores sobre los riesgos de la compra de teléfonos celulares del mercado negro”.

Lo barato le puede salir muy caro

Los bajos precios de los teléfonos falsos suelen ser una de las principales razones para que los usuarios los prefieran por encima de los modelos de las diferentes marcas reconocidas. Pero a la hora dela verdad, los teléfonos “piratas” pueden terminar siendo causantes de llamadas caídas, fallas en la red e incluso pueden derivar en problemas para la salud de los usuarios.

Un estudio reciente realizado por el Instituto Nokia de Tecnología de Brasil, analizó las piezas de cinco teléfonos falsificados, y encontró al menos dos sustancias peligrosas (plomo y cadmio) en los componentes internos y externos de con concentraciones mucho más altas que los valores máximos permitidos.

“Los teléfonos falsificados son producidos con materiales más baratos y de calidad inferior, que contienen niveles peligrosos de materiales pesados, como plomo, y productos químicos, que aparecen en concentraciones hasta 40 veces mayores que los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y adoptados por la industria,” agrega Pereira.

Vea la infografía sobre el mercado de celulares falsificados.

Según MMF, los riesgos no sólo pueden ser para la salud de los usuarios, sino incluso para sus finanzas, teniendo en cuenta que los sistemas operativos instalados en los teléfonos falsificados pueden incluir aplicaciones “fraudulentas que recopilan y transmiten datos confidenciales personales del usuario”, según explica la organización.

REDACCIÓN TECNOLOGÍA