Archivo

Gobierno responde ante amenazas a Aída Abella y líderes de izquierda

Con panfletos ofrecen $ 50 millones por atentar contra Piedad Córdoba y Omer Calderón, entre otros.

notitle
03 de febrero 2014 , 11:52 a.m.

La Unidad Nacional de Protección señaló este lunes que en atención al escrito intimidatorio firmado supuestamente por el grupo ‘Los Rastrojos – Comandos Urbanos’, en el que amenazan a varios líderes de la Unión Patriótica, de Marcha Patriótica y la MIA, de las 18 personas mencionadas en dicho panfleto, 15 ya cuentan con medidas de seguridad.

La entidad, a través de un comunicado, agregó que “se han dado instrucciones precisas para la revisión de los protocolos de seguridad en los 15 casos reportados como beneficiarios del Programa de Protección” y que además se revisará de manera urgente la situación de los 3 casos restantes, para verificar si ameritan la adopción de medidas de protección por inminencia.

Se condena enfáticamente cualquier tipo de amenaza o de hecho intimidatorio en contra de los dirigentes de la Unión Patriótica, la Marcha Patriótica y la Mesa Agropecuaria Popular de Interlocución y Acuerdos –MIA”, indicó la Unidad.

Lo anterior, luego de que la Defensoría del Pueblo solicitará al Gobierno investigar la autenticidad de un panfleto con amenazas de muerte a dirigentes de izquierda, entre ellas la candidata presidencial de la Unión Patriótica (UP), Aída Abella. Y además, revisar los estudios de riesgo de las personas mencionadas en el panfleto con el fin de fortalecer los esquemas de seguridad de los candidatos.

En el panfleto, según la Defensoría, se ofrecen recompensas de hasta 50 millones de pesos (unos 25.000 dólares) por atentar contra la vida de candidatos y representantes de la Unión Patriótica (UP) y del movimiento Marcha Patriótica, como la exsenadora Piedad Córdoba.

También se amenaza al presidente de la UP, Omer Calderón; al director del semanario comunista Voz, Carlos Lozano, y al secretario general del Partido Comunista, Jaime Caycedo.

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, pidió además a la Fiscalía General, a la Policía y demás autoridades competentes que investiguen los alcances de las amenazas, que también van dirigidas a representantes de movimientos sociales.

Según Otálora, de comprobarse la autenticidad del mensaje, "se trataría de una lamentable muestra de violencia por parte de estas organizaciones armadas para influir en las elecciones" legislativas de marzo próximo y en las presidenciales de mayo.

La Unión Patriótica, partido de izquierda que surgió a mediados de la década del 80, fue víctima en los años siguientes de una campaña de exterminio que se cobró la vida de unos 4.000 de sus militantes, incluidos dos candidatos presidenciales.

La UP, que por la falta de votantes perdió su registro electoral hace más de diez años, recuperó su credencial como partido y a mediados de noviembre pasado celebró en Bogotá su V Congreso, en el que Abella fue elegida candidata presidencial tras regresar de un exilio de 17 años en Suiza.

EFE