Archivo

Nuevo 'round' de Correa contra la prensa

El caricaturista Xavier Bonilla (Bonil) deberá rectificar este lunes una caricatura.

notitle
02 de febrero 2014 , 11:41 p.m.

Gran expectativa existe en Ecuador por conocer la forma como el caricaturista Xavier Bonilla (Bonil) rectificará este lunes una caricatura, para lo cual la Superintendencia de Información y Comunicación (Supercom) le dio plazo de 72 horas, a partir del viernes.

En este nuevo enfrentamiento del gobierno del presidente Rafael Correa con la prensa, el diario El Universo deberá pagar una multa del dos por ciento de la facturación que registró en el último trimestre como ‘corresponsable’ de la publicación de la viñeta. El diario impugnará la decisión, pero pagará la multa, según uno de sus abogados.

El pasado 28 de diciembre, Bonil publicó el dibujo de un allanamiento realizado a las oficina y domicilios del asambleísta de oposición Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio, investigados, a pedido de la Presidencia de la República, por supuesto hackeo de los correos de altas autoridades gubernamentales.

Bonil escribió al pie de su ilustración la frase Policía y Fiscalía allanan domicilio (…) y se llevan documentación de denuncias de corrupción, lo que molestó al presidente Rafael Correa, quien llamó a Bonil “sicario de tinta y enfermo”.

Según un informe de la recién creada Supercom, la representación gráfica del caricaturista “deslegitima la acción de la autoridad y apoya a la agitación social”.

“Se violó el artículo 25 de la Ley de Comunicación, que dice que: “Los medios de comunicación se abstendrán de tomar posición institucional sobre la inocencia o culpabilidad de las personas que están involucradas en una investigación legal o proceso judicial”, según el Superintendente Carlos Ochoa. De acuerdo con la Supercom, lo que hizo el caricaturista es una afirmación “pues no cita a una fuente, ni se entrecomilla la frase. Las caricaturas también son motivo de control y regulación al igual que todos los productos informativos”.

Entre tanto, Correa en su último enlace sabatino arremetió nuevamente contra Bonil llamándole “sinvergüenza, ignorante, odiador, cobarde disfrazado de caricaturista”.

Bonil ha recibido la solidaridad internacional por este hecho, que se considera un nuevo atentado contra la libertad de expresión.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) señaló mediante un comunicado que “las sanciones impuestas representan la aplicación concreta de la ‘ley mordaza’, ponen de manifiesto la intolerancia y de manera peligrosa alientan aún más la autocensura”.

La sanción a la caricatura de Bonilla es el primer caso sancionado por Supercom, basándose en la ley de comunicación del 2013.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
Corresponsal de EL TIEMPO