Archivo

Plaza de Bolívar fue despejada y aseada

Fueron desalojadas las carpas instaladas en apoyo al alcalde Gustavo Petro.

notitle
02 de febrero 2014 , 10:34 p.m.

Los turistas y visitantes volvieron a disfrutar de la plaza de Bolívar, que durante 54 días estuvo ocupada por simpatizantes del alcalde Gustavo Petro que instalaron 30 carpas en el lugar desde el 9 de diciembre, cuando se conoció la destitución que le impuso la Procuraduría General de la Nación.

Este domingo, a las 3 de la madrugada, por decisión de la Administración Distrital, 65 personas que la ocupaban, incluidos niños, abandonaron la plaza, durante un operativo que fue apoyado por 75 uniformados de la Policía y gestores de convivencia de la Alcaldía.

“Durante el desalojo no se presentó ningún tipo de acción violenta entre las partes y todos salieron a diferentes lugares de la ciudad”, indicó un informe oficial de la Secretaría de Gobierno.

Por su parte, la empresa Aguas de Bogotá se encargó de sacar 12 toneladas de basura tras el desalojo de las carpas, en un operativo de limpieza que se prolongó desde las 5 de la mañana hasta el mediodía y en el que se contó con la participación de 18 operarios, dos supervisores, una volqueta, un camión compactador y una hidrolavadora.

Una ocupación polémica

El Ministerio de Cultura radicó una queja el 31 de diciembre del 2013 ante la Procuraduría General de la Nación por lo que estaba pasando en la plaza de Bolívar. En ella manifestaba su preocupación por el uso que se la había dado a ese bien de interés cultural.

Según el documento, el Distrito, que concedió los permisos de acampar, debía solicitar autorización ante el Ministerio para hacer instalaciones que transformaran o afectaran la plaza. Esta ocupación, según Mincultura, también ponía en riesgo los $ 220 millones invertidos para su renovación durante el último año.

La Procuraduría les dio cinco días hábiles al alcalde Petro y a la directora del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, desde el 16 de enero, para responder por el uso que se le estaba dando.

REDACCIÓN BOGOTÁ