Archivo

Bogotá se valorizó 309 por ciento en seis años

El aumento en el avalúo oscila entre $9 millones en estratos bajos y $112 millones, en altos.

notitle
02 de febrero 2014 , 10:33 p.m.

Entre 9 millones de pesos en los estratos bajos y 112 millones en los altos, en promedio, subieron los avalúos catastrales de los predios residenciales en Bogotá en el último año.

Con estos aumentos, el avalúo promedio para la mayoría de casas y apartamentos de la ciudad hoy oscila entre los 35 millones de pesos en el estrato 1 y los 446 millones de pesos en el estrato 6.

No obstante esos promedios, hay precios catastrales más altos, como en el 6, donde hay propiedades avaluadas en 974 millones o en el 5, donde algunos apartamentos valen 505 millones de pesos. Incluso en los estratos 1 y 2 hay propiedades de 70 y 107 millones de pesos.

En los promedios generales reflejados en el censo inmobiliario, los aumentos estuvieron en 9,1 millones en el estrato 1; 6 millones en el 2; 6,7 millones en el 3; 14,9 millones en el 4; 28,9 millones en el 5 y 48 millones en el 6.

Según el director de Catastro, Gustavo Adolfo Marulanda, en muchos sectores, estos aumentos de los avalúos fueron jalonados por los nuevos proyectos de construcción: en el último año Catastro incluyó en sus registros 212.000 nuevos apartamentos y 192.000 casas.

En siete años, la propiedad predial se ha valorizado en un 309 por ciento. Hoy, la ciudad está avaluada en el Catastro en 374,4 billones de pesos, frente a 121,2 billones de pesos del 2008.

Ese avalúo, sin parangón en el resto del país, se ha logrado gracias a la actualización Catastral de la última década, que le permite a la Alcaldía tener en sus registros a todos los predios urbanos que existen en la ciudad: hoy son 2’361.293, y seguir, en tiempo real, la evolución inmobiliaria de la ciudad.

Para Marulanda, lo mejor de todo es que los avalúos que aparecen registrados en el Catastro están en promedio en el 75 por ciento del valor que tienen esas propiedades en el mercado.

Gracias a ello, el recaudo por impuesto predial, que se liquida con base en el avalúo catastral, se ha fortalecido: este año la ciudad espera recibir 2,2 billones de pesos. Es el segundo tributo más importante de las finanzas distritales.

Un dato relevante que refleja el censo inmobiliario que acaba de entregar el Catastro es que la ciudad sigue creciendo hacia arriba. En siete años se duplicó la propiedad horizontal, que pasó de 772.000 predios en el 2004 a 1’475.705 este año.

En más del 60 por ciento de la ciudad predomina la propiedad horizontal. En el último año se construyeron en la ciudad casi siete millones de metros cuadrados en predios nuevos y viejos.

Entrevista
‘La ciudad es buena para invertir’

Gustavo Adolfo Marulanda, director de Catastro

¿Qué tan actualizados están los avalúos catastrales?

En promedio, en 75 por ciento del valor comercial. Pero no es tan lineal. Los lotes y los parqueaderos comerciales están en 90 por ciento.

¿Por qué hay diferencias tan grandes en los avalúos?

Uno es que mientras un predio está avaluado en 35 millones de pesos en el estrato 1, en el 6 puede llegar a 450 millones de pesos. Hay predios hasta de 1.000 millones de pesos. Los altos crecen más.

¿Bogotá se está volviendo costosa por cuenta de quienes pagan altos precios por un apartamento?

La ciudad viene valorándose significativamente. Eso no la hace más ni menos costosa, pero sí más atractiva para el inversionista y para vivir en ella. Y sí, hay ciertos sectores donde personas con capacidad de pago están dispuestas a pagar el precio. En zonas como Chicó y Lago Refugio el metro cuadrado puede llegar a los 10 millones de pesos. Eso puede jalonar el precio, pero no en toda la ciudad.

¿Es bueno o malo que la ciudad se valorice?

Es muy bueno lo que está pasando. Es una ciudad que viene pujando, con indicadores de confianza que muestran que la gente está dispuesta a invertir en esta ciudad.

¿Qué ha pasado con el comercio?

Se ha venido consolidando. Bogotá tiene más de tres mil corredores comerciales consolidados, es decir, calles donde más del 50 por ciento se destina al comercio.

REDACCIÓN BOGOTÁ