Archivo

Alcaldes locales de Barranquilla siguen con oficinas prestadas

La de Riomar, después de dos años, atiende a las comunidades en la cafetería de centro comercial.

02 de febrero 2014 , 06:27 p.m.

Dos años después de haber asumido sus cargos, los cinco alcaldes locales de la ciudad siguen trabajando en oficinas prestadas, e incluso una atiende a la comunidad donde la citen y hasta en la cafetería de un centro comercial.

Sin embargo, comienzan a mostrarse lentamente, pese a no contar con el personal administrativo suficiente y muchos menos con recursos propios que les permita poner en práctica los procesos de descentralización administrativa que promulga la Ley 1617.

La imagen de estos mandatarios es del 73 por ciento de favorabilidad, según la última encuesta de percepción del programa Barranquilla Cómo Vamos (2013), mientras que de conocimiento es del 63 por ciento y de gestión del 55 por ciento.

El Distrito está dividido en cinco localidades: Suroccidente, Metropolitana, Suroriente, Norte Centro Histórico y Riomar. Hay cinco alcaldes y 75 ediles que al año le cuestan al Distrito 8.100 millones de pesos por concepto de salarios y honorarios.

El alcalde del suroccidente Pedro Fayad, explica que tienen 112 funciones, entre ellas participar en comités como el de planeación, salud, discapacidad, y permisos de bailes del Distrito, pero solo ejercen menos de la mitad.

“Las otras dependen del Fondo de Desarrollo Local propio para poder ejercer estas funciones que están en el papel”, señaló.

Fayad despacha desde una oficina prestada en la Casa de Justicia del barrio La Paz, lleva 140 reuniones con comunidad sobre problemas de inseguridad, arroyos, parques, a los que le toca llevar a funcionarios del Distrito para que atiendan la lista de necesidades de los 60 barrios y 550 mil habitantes de esta zona. “Esto es pura gestión para que la gente vea el trabajo”, dice.

La alcaldesa de la localidad Norte, Centro Histórico, Belinda Usta, tiene su sede en la oficina en la sede vieja de la Alcaldía, y la remodelación (cortinas, aire acondicionado y pintura) salió de su propio bolsillo.

“Cuando voy a los barrios lo hago en mi propio carro y con mi chofer”, dice al explicar que no cuentan con recursos propios ni para los gastos mínimos de sus funciones, menos para impulsar proyectos que exige la comunidad.

Nuevas sedes

El secretario de Hacienda, Raúl Lacouture, dijo que este año se invertirán 19 mil millones de pesos de los Fondos de Desarrollo en las localidades para el pago de sueldos de alcaldes y ediles, e infraestructura, entre lo que se destaca la construcción de 5 modernas alcaldías locales, que costarán 10 mil millones de pesos.

“Estamos cumpliendo la Ley, aprendiendo de las experiencias de otras ciudades en materia de descentralización”, afirmó la jefe de la Oficina de Participación Ciudadana, María Catalina Ucrós.

Mientras inician las obras se alquilarán 4 oficinas para el funcionamiento de las alcaldías locales y la adecuación de la sede donde viene funcionando la Alcaldía de la Localidad Metropolitana.

Despacho en Buenavista

Mary Pérez es la alcaldesa local de Riomar, que tiene unos 24 barrios, la mayoría de estratos 5 y 6, y habitan unos 110 mil habitantes, a la que toca atender a su comunidad en la cafetería o zonas públicas del Centro Comercial Buenavista, por no contar un una sede propia.

Asegura que a donde la llamen le toca ir, porque no tiene en donde recibir a la gente. El 20 de febrero espera que le entreguen la oficina en el Centro Comercial Gran Boulevard.

Leonardo Herrera Delghams
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla