Archivo

A jugadores criollos lesionados les toca hacer fila en EPS y ARL

Solo Atlético Nacional, el Envigado Fútbol Club y el Deportivo Cali dicen tener seguros adicionales.

notitle
01 de febrero 2014 , 09:14 p.m.

En menos de 24 horas, el club Mónaco puso a disposición de Radamel Falcao García un avión privado y uno de los mejores médicos expertos en lesiones de rodilla (José Carlos Noronha) para que atendiera la ruptura del ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda.

Con la misma rapidez, su representante, el portugués Jorge Mendes, activó los seguros que cubren a la estrella colombiana para garantizar sus gastos de hospitalización y recuperación, que incluyen una cámara hiperbárica.

Pero ese respaldo médico no lo tiene ni siquiera el 30 por ciento de los futbolistas que juegan en la primera división en Colombia. La gran mayoría de ellos deben acudir a los servicios de las aseguradoras de riesgos laborales (ARL) y a las entidades promotoras de salud (EPS) cuando tienen que enfrentar una lesión similar a la de Falcao, una enfermedad o un accidente extralaboral.

Solo Atlético Nacional, el Envigado Fútbol Club y el Deportivo Cali dicen tener seguros adicionales.

Aunque no revelan montos, Víctor Marulanda, del Nacional, asegura que, además de la planta de la A, tienen asegurados a 220 jugadores de las inferiores. Y en el Envigado, parte de la póliza se concentra en los futbolistas que no tienen contrato.

En contraste, los tres jugadores de Millonarios, 14 veces campeón, que sufrieron la misma lesión del ‘Tigre’ en el 2013, fueron atendidos por una ARL, en donde consideran esa profesión como una de las más riesgosas, al lado de la de los trabajadores mineros, montacarguistas y periodistas.

Se trata del volante central Juan Esteban Ortiz, el volante izquierdo Luis Mosquera, y el mediocampista argentino David Ramírez.

Las directivas ‘azules’ también enviaron a una EPS a Mario González, que sufre de leucemia, y a Leonard Vásquez, quien se recupera de un accidente de tránsito y a quien el equipo azul le renovó voluntariamente el contrato por un año.

El lío con este mecanismo, según Carlos González Puché, presidente de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Asocolfutpro), es que algunos equipos cotizan por debajo del sueldo real que les paga a sus jugadores, y cuando hay lesiones permanentes estos terminan recibiendo una muy baja retribución.

Para hacerles el quite a los millonarios seguros, los equipos también están optando por fortalecer su grupo médico o por la medicina prepagada. Para el presidente de Santa Fe, César Pastrana, esta última es de excelente calidad y garantiza la tranquilidad de equipo y jugadores.

Pero Dayron Stiven Asprilla, extremo derecho de Alianza Petrolera, probó las deficiencias de estos servicios. Aunque solo sufrió una lesión de meniscos, tuvo que salir de Yopal (la anterior sede de su equipo), viajar a Medellín y acudir a un acuerdo de su equipo con Nacional, para ser atendido.

“En Yopal no había médicos ni equipos, y tuve que ir tres veces a la ARL para que autorizaran el procedimiento”, le contó a EL TIEMPO.

Los pocos jugadores que tienen seguro individual militan en Europa, como Freddy Montero, James Rodríguez y Hugo Rodallega, quienes los compran directamente o a través de sus manejadores. Y aunque directivos destacan la calidad de las ARL y de las EPS, otros, como Felipe Pimentel, gerente del Chicó, coinciden en que si Falcao hubiera sido atendido aquí, “se friega”.

No fue posible saber cómo cuida el Junior de Barranquilla a sus estrellas.

Jugadores de oro

En Europa los seguros para las estrellas son parte de los contratos. Se sabe que por el inglés David Beckham se paga un seguro de 240 millones de dólares, unos 513.000 millones de pesos. Por Cristiano Ronaldo, 140 millones de dólares y 70 por el argentino Lionel Messi.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com