Archivo

Foro del lector

01 de febrero 2014 , 07:39 p.m.

Pros y contras del SITP

Señor Director:

Es verdad que el Sistema Integrado tiene notorios problemas porque la gente no lo conoce bien; pero con ajustes, sería bueno. Aún es cómodo y limpio, sin el manoseo del sistema tradicional ni la guerra por el pasajero. Personalmente, me ha ido bien. Lo que sí deben es buscar la manera de aligerarlo, que mientras haya más buses, los operadores les cumplan a quienes les entregan sus carros. Como dice su editorial de este viernes, no se puede seguir compitiendo con las viejas rutas. Además, porque congestionan. De otro lado, tareas urgentes son meter en cintura a los taxis, que siguen siendo república independiente, e invertir en la malla vial.

José Francisco Piñeres

* * * *

Señor Director:

Sobre el SITP, también se necesita instruir, formar, educar a usuarios y conductores. ¡Por favor!, que no circulen por el carril izquierdo a gran velocidad, que paren solo en los paraderos indicados, que manejen sin zangolotear a los pasajeros. Algo debe marcar la diferencia con el sistema actual. Los que diseñan desde un escritorio, pónganse en los zapatos del usuario, pues no todo el mundo ve perfectamente. ¿Es mucho pedir que los avisos tengan las letras más grandes? Cuando el usuario novato está terminando de leer, el bus, conducido por Flash, ya está dos cuadras más adelante. Así nunca voy a poder estrenar mi nueva tarjeta Tullave.

María Jesús Sánchez de Ávila

Los presos libres

Señor Director:

¿Será que la justicia y la Policía están preparadas para dar seguridad a los colombianos de bien, una vez que comiencen a liberar de las cárceles a cerca de 9.000 delincuentes, que hoy, tras cumplir la mayoría de pena en prisión, se acogen a los beneficios del nuevo Código Penitenciario que los lleva a la casa o a libertad condicional? A estos presos libres se les suma este año la libertad de 400 paramilitares que, por pena cumplida, empezarán a salir a las calles. Esperemos que esta nueva oportunidad que se les entrega a estos sujetos no nos encierre al resto de colombianos en nuestras casas.

Óscar Armando Patiño
Popayán

La edad para votar

Señor Director:

En estas épocas preelectorales vuelven a colación dos temas. El primero, el de bajar la edad de votación de los 18 a los 16 años. El otro es el voto obligatorio. Con respecto al primer ítem, si antes se podía votar a partir de los 21 años y el límite se redujo a los 18 años, es muy posible que, si se llegase a aceptar ahora el poder hacerlo a partir de los 16, alguien proponga el tener derecho al voto a partir de los 15 años. Y otro, más aventurado dijera: ¿Y por qué no a los 14, o inclusive a los 13? Así que es mejor, ante los posibles criterios arbitrarios, dejar todo tal cual está. De la misma manera, el voto libre. Por algo se ha colocado el voto en blanco.

Fernando Cortés Quintero