Archivo

Salida de Bogotá hacia tierra caliente se volvió una pesadilla

Conductores que utilizan la autopista Sur y la calle 13 soportan trancones hasta de una hora.

notitle
01 de febrero 2014 , 06:48 p.m.

Salir de Bogotá hacia municipios como Anapoima, La Mesa y Tocaima, en vehículos particulares o rutas intermunicipales, es una pesadilla. No importa si los viajeros toman la autopista Sur, el corredor más congestionado, o la calle 13 –que también conecta con la vía Bogotá-Girardot–, los trancones son monumentales.

El tiempo que se demora un vehículo en hacer un recorrido corto en cualquiera de las dos vías evidencia la congestión. En la autopista Sur, por donde diariamente salen de la ciudad unos 9.000 carros, un recorrido que no debería tardar más de 15 minutos, se toma más de hora y media, desde el sector de León XIII (Soacha) hasta los límites de Sibaté. Eso sin contar el tiempo que toma llegar de Bogotá a Soacha.

En el caso de la calle 13, la congestión se concentra desde la variante de Fontibón hasta las afueras de la ciudad. Los tiempos en ese recorrido pueden superar los 40 minutos. La razón es que en un día normal entran y salen cerca de 15.000 carros por esa zona, según cifras oficiales. A viajeros y conductores les resulta difícil hacerle el quite al trancón.

En la autopista Sur el problema de congestión se agudizó a finales de diciembre, cuando comenzó a operar la primera fase de la troncal de TransMilenio de Soacha. Solo hay tres carriles para el ingreso a Bogotá. “Yo no tomó la autopista Sur para evitarme los nudos y la demora; cogí la ruta que me lleva a la 13, y tampoco, acá los trancones también son terribles”, aseguró Evert Cuentas, cuando regresaba del municipio de Flandes, el lunes pasado.

La llegada de TM a Soacha, aunque les ha aliviado la movilidad a unas 70.000 personas que a diario hacen uso del servicio, tiene a las autoridades de Cundinamarca evaluando qué hacer para impedir que las vías colapsen. “Sabemos que el sistema sí ha impactado en la movilidad y que tendremos que tomar otras medidas; ahora lo estamos estudiando”, explicó el secretario de Movilidad de Cundinamarca, Andrés Díaz.

Manifestó que la Avenida Longitudinal de Suroccidente (ALO), de la que se ha hablado con la Agencia Nacional del Infraestructura y el Distrito, ayudará a solucionar el problema, “pero estas medidas toman más tiempo”.

El mayor temor es que sin soluciones a la vista, el caos empeorará en junio y diciembre –temporada alta–, cuando más personas se desplazan por carretera.

“Hay épocas peores que otras, pero casi todos los días es lo mismo. Yo vengo de Buenaventura (Valle del Cauca) y solo en la entrada a Bogotá, por Soacha, me demoro dos horas; imagínese cómo será después”, contó un hombre que conducía un carro cisterna por la autopista Sur.

Y las cifras lo respaldan. En diciembre del 2012, según los reportes de Movilidad, el 51 por ciento de 1’437.349 vehículos que se movilizaron por la vía Bogotá- La Mesa-Girardot entró o salió por la calle 13.

Viajeros en temporada

Durante las ferias y fiestas que se celebran en los diferentes municipios del departamento de Cundinamarca aumenta el número de turistas, muchos de ellos desde la capital del país. Anapoima, por ejemplo, ubicado a un par de horas de Bogotá, recibe a cerca de 20.000 visitantes durante el Festival de Bandas, que se celebra por tres días. Muchos de ellos provenientes de la capital.

En febrero del 2013 –en este mes disminuye el número de viajeros– 94.051 personas se movilizaron en buses intermunicipales por el corredor occidental (calle 13) para entrar o salir de Bogotá, mientras en diciembre, según la Terminal de Transporte de la ciudad, lo hicieron 254.731.

Carga empeorará el caos

Con la entrada en vigencia del Decreto 520 del 2013, con el que se restringe el paso de transporte de carga en varios sectores de Bogotá, podría incrementar el caos vehicular en la calle 13, pues por este corredor pueden circular libremente. “Estamos evaluando el impacto que puede tener el decreto para Cundinamarca. Con los resultados, se determinará qué hacer. Aún es pronto para decirlo”, dijo Andrés Díaz, secretario de Tránsito y Transporte.

Así, salir de Bogotá, para quienes tienen propiedades fuera de la ciudad o quieren disfrutar de las festividades de la región, se está convirtiendo en una pesadilla a la que hay que prestarle atención urgente.

La ALO sur aliviaría la movilidad por la 13 y la Autosur

La vía alterna o 'Alo sur' se convertiría en una alivio para los trancones en la salida de Bogotá por el sector de Soacha.

Esa será la propuesta que el Gobierno Nacional discutirá este año con la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Bogotá. La nueva autopista empezaría en el sector del Muña, muy cerca de la población de Granada, en Cundinamarca, y terminaría en la calle 13.

“Estoy abierto al plan que mejor le suene a la Alcaldía y a la Gobernación, si se hace con una iniciativa pública o esperamos una propuesta del sector privado”, afirmó Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

REDACCIÓN CUNDINAMARCA