Archivo

Lo que soñaban los genios en su niñez

Colección italiana juvenil recrea la infancia de personajes como Shakespeare, Da Vinci, entre otros.

notitle
01 de febrero 2014 , 05:10 p.m.

¿Qué sueños rondaban por las cabezas de personajes históricos como Leonardo Da Vinci, Shakespeare, Agatha Christie, Augusto, Dante, Miguel Ángel o Donatello cuando eran niños? ¿Hubo algo que marcara sus vidas y diera rienda suelta a su genio creativo?

Esos fueron los interrogantes que quisieron responder los creadores de la serie de literatura juvenil Sí, soy yo. Las aventuras de los grandes personajes antes de ser grandes (Si, io sono. Le avventure dei grandi personaggi quando ancora grandi non erano), de la editorial italiana Lapis Edizioni, cuyos derechos fueron adquiridos por Panamericana en la pasada Feria de Bolonia –el encuentro literario de novedades para niños y jóvenes más importante del mundo–, y que ahora llega en español a las librerías con dos primeros títulos: Leonardo y el enigma de una sonrisa y Shakespeare y el sueño de un verano.

“Este proyecto se creó con la idea de introducir a los estudiantes en la historia a través de las aventuras de sus protagonistas cuando tenían la misma edad de esos pequeños lectores de hoy”, explica Rosaria Punzi, la editora italiana de la colección.

Punzi anota que la escogencia de los nombres (entre los cuales se incluyó también a Merit Ptah, la niña egipcia que se convertiría en la primera mujer médica de la historia) estuvo muy ligada a la de los autores que tendrían a cargo el reto de recrear este momento de la vida, entre los que se destacan Luisa Mattia, Janna Carioli y Maddalena Pennacchia, cuyos libros para adultos sobre temas históricos habían sido bien recibidos por el público y entendían perfectamente la idea de “darles a los niños las herramientas para que se acerquen con gusto a la historia”.

“Les pedimos a los autores que escribieran una novela centrada en un personaje favorito para ellos, lo que los obligó a llevar a cabo una amplia investigación para dar cuerpo a su protagonista cuando era joven, pero en el que se destacara ese componente particular de su carácter que los llevó tan alto. Así mismo, se tuvo cuidado especial en la definición de los personajes secundarios y en la descripción del contexto familiar, social y político en cada caso”, comenta la editora italiana.

De esta manera, cada libro incluye al inicio, en un creativo formato ilustrativo, el reparto de personajes con los que se encontrarán los jóvenes lectores, como Mary Arden Shakespeare y John Shakespeare, los padres del pequeño William; o Sandro Botticelli, rival del pequeño Leonardo, en sus épocas de aprendiz de pintor, y el Perugino –entre otros–, amigo del autor de La Gioconda, cuando se iniciaba en la escultura y la pintura.

De allí que una de las premisas centrales que debieron seguir los autores fue la fidelidad histórica. “Por eso, los elementos de ficción debieron ser lo más verosímiles posible”, agrega Punzi.

La serie ha tenido una recepción muy positiva entre el público lector infantil y juvenil en Italia, en donde algunos títulos han alcanzado los cinco mil ejemplares vendidos. Además de Colombia, Punzi destaca que la colección ya llegó a China y Alemania.

Para la editora colombiana Luisa Noguera, quien tuvo a su cargo la adaptación de estos títulos al español, lo interesante de estos proyectos es que “combinan la verdad histórica con la ficción a través de posibles hechos reales que ambientan la vida de personajes relevantes para hacerlos más cercanos a los jóvenes lectores”.

Shakespeare
$ 22.000

El pequeño William, de 11 años, hace lo imposible para asistir a una majestuosa fiesta en el castillo de Kenilworth, de la reina Isabel I. En medio del evento, el travieso joven terminará envuelto en problemas que lo obligarán a recurrir a su talento como actor teatral para salir de ellos.

Leonardo Da Vinci
$ 22.000

Año 1464, Vinci (Toscana). Allí vive un curioso jovencito que, además de querer saberlo todo sobre la pintura, la escultura y los enigmas matemáticos, sueña con volar. Las múltiples aventuras y los experimentos que se inventa lo llevarán a Florencia.

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento