Archivo

El 'efecto Mata' solo duró un juego: Manchester United volvió a perder

Tottenham no paso del empate y Everton se afianzó en puestos para competiciones europeas.

notitle
01 de febrero 2014 , 03:40 p.m.

Manchester United salió malparado de su visita al Britannia Stadium, donde perdió contra Stoke City (2-1) y acentuó sus penurias en la ‘Premier’, en la que transita desprovisto de grandes aspiraciones y en busca de una mejoría que no termina de llegar.

David Moyes no ha sido capaz de instaurar el cambio de ciclo tras la marcha de Alex Ferguson. Su equipo está en la octava plaza de la competición inglesa. A años luz de la pelea por la corona que conquistó el pasado curso con autoridad y con un tercio de derrotas en los partidos jugados. La llegada de Juan Mata alentó al United. Pero su efecto apenas ha durado una semana. Tras el triunfo contra Cardiff el sábado pasado, ha tenido un nuevo revés en su salida contra Stoke.

Un doblete de Charlie Adam acabó con el United. Poco antes del descanso abrió la cuenta. Y obligó al equipo de Moyes a jugar contracorriente. Logró el empate Manchester gracias a un tanto del holandés Robin Van Persie, a pase de Mata. Pero cinco minutos después, Adam rentabilizó un centro de Jonathan Walters para dejar los tres puntos en el Britannia y sacar al combinado local de las posiciones de descenso.

Manchester United está fuera de los puestos europeos, en los que se afianza Everton, de Roberto Martínez, recompuesto después de la goleada recibida a manos de Liverpool (4-0).

Everton tuvo que remontar el tanto inicial de Aston Villa, que se puso por delante a la media hora con un gol del holandés Leandro Bacuna. Reaccionó con firmeza y en el tramo final encontró el acierto: en 10 minutos dio la vuelta a la situación. Steven Naismith, a pase de Steven Pienaar, logró el empate, y después el belga Kevin Mirallas dejó la victoria en Goodisson Park.

Tottenham, sin embargo, dio un paso atrás. Incapaz de salir con los tres puntos del campo de Hull City, al menos evitó la derrota (1-1). El brasileño Paulinho, a la hora de juego, neutralizó el tanto local conseguido por Shane Long a los 10 minutos de juego, después de una acción del croata Nikica Jelavic.

Southampton, del argentino Mauricio Pochettino, salió reforzado de su visita al campo de Fulham (0-3), aunque no encontró el camino del triunfo hasta la media hora final. Adam Lallana abrió la cuenta a pase de Rickie Lambert, quien marcó el segundo después de una acción de Nathaniel Clyne y facilitó también el tercero, rubricado por Jay Rodriguez.

El mismo marcador consiguió Sunderland, del uruguayo Gustavo Poyet, que sorprendió a Newcastle (0-3) para tomar aire y huir de la parte baja. El italiano Fabio Borini y Adam Johnson dejaron encarrilado el partido a los 20 minutos. Después, en el tramo final, Jack Colback redondeó la victoria visitante.

Swansea, de Michael Laudrup, complicó su futuro en la ‘Premier’. La conexión entre Andy Carroll, quien fabricó los tantos, y Kevin Nolan, quien los marcó, hundieron al equipo galés contra West Ham (2-0).

Finalmente, un gol de Kenwyne Jones dio los tres puntos a Cardiff contra Norwich, que se adelantó a los cinco minutos con un tanto de Robert Snodgrass, pero que no pudo evitar la remontada local que inició, tras el descanso, Craig Bellamy (2-1).

EFE