Archivo

Con dinero o sin dinero, el 'Super Bowl' es lo más deseado en EE. UU.

Se realizará por primera vez en Nueva York y gran parte del país concentra su atención en el evento.

01 de febrero 2014 , 11:19 a.m.

Las entradas han alcanzado precios astronómicos, pero independientemente de poder pagarlos o no, la comunidad latina de Nueva York no está dispuesta a dejar de disfrutar del partido y el ambiente del primer ‘Super Bowl’ en la zona, que enfrentará el domingo a Broncos contra Halcones Marinos.

"Compensa pagar, es fantástico", dice el puertorriqueño Wilfredo Rodríguez después de haber desembolsado 2.000 dólares por cada entrada. Todo para ver cómo Broncos, de Denver, y Halcones Marinos, de Seattle, luchan en el MetLife de East Rutherford (Nueva Jersey) por ganar la Liga de Fútbol Americano (NFL). (Lea: Elijah, el orangután adivino del 'Super Bowl').

Rodríguez lleva 28 años en la ciudad y está viviendo la experiencia completa. El domingo espera ‘disfrutar del día y compartirlo con los jugadores’, pero hasta entonces le gusta ‘poder ir a las tiendas, conocer y compartir con la gente’.

"Lo veré en mi casa", dice el dominicano Félix, quien a falta de boletos está disfrutando del Boulevard del ‘Super Bowl’ (las calles que entre Times Square y Herald Square han quedado cerradas al tráfico para acoger actividades lúdicas) junto con su amigo Noel, quien dice que el domingo lo celebrarán ‘comiendo y disfrutando juntos’.

En el Boulevard del ‘Super Bowl’ algunos jugadores firman autógrafos, se puede ver el Trofeo Vince Lombardi (la copa que gana el equipo vencedor) e incluso subirse a un tobogán de 68 pies de altura.

"Las actividades están chulísimas (muy buenas) y vamos a entrar en la mayoría", dice Félix, mientras Noel disfruta de ‘poder estar con gente de distintas partes del mundo. Hay más gente que normalmente’.

Las cifras dan la razón a Noel: se calcula que unas 400.000 personas han viajado a la zona para vivir el ‘Super Bowl’, además de los 82.500 que podrán entrar al estadio, por lo que cabe la duda que los que lo tendrán que seguir por el televisor son mayoría.

Y es que el espíritu del ‘Super Bowl’ traspasa el aforo del estadio y estos días en Nueva York, tanto habitantes como visitantes, pueden decir que vivieron un pedacito del acontecimiento deportivo más importante de Estados Unidos, que por primera vez se ha arriesgado a celebrarse en una latitud tan septentrional del país.

Wilfredo Rodríguez espera que el tiempo no estropee lo que considera será ‘fiesta, alegría y disfrute al máximo’. "El frío no es un impedimento, va a haber calor humano para todo el mundo", añadió.

"La gente está loca y esto no pasa siempre. A pesar del frío en la final va a haber mucha gente", dice Julio Figueroa, padre de familia que tampoco tiene entradas, pero reconoce que era ‘muy emocionante’ para él y sus hijos hacerse una foto con el trofeo. (Vea cinco comerciales memorables de este evento deportivo).

"Es la primera vez que el ‘Super Bowl’ es en nuestra ciudad y hay que disfrutarlo", asegura, y los pronósticos meteorológicos han ido disipando el miedo de que la nieve pudiera cancelar el evento deportivo.

Pero aunque la máxima del deporte sea que lo importante es participar, es inevitable posicionarse por un favorito para la victoria.

Broncos, de Denver, tiene más jugadores latinos en sus filas, entre ellos Louis Vásquez, de ascendencia mexicana, y Knowshon Moreno, cuyo padre es puertorriqueño. Además, una victoria para ellos supondría un broche de oro para el ídolo nacional Peyton Manning, quien amenaza con retirarse.

Pero por Halcones Marinos, de Seattle, también corre algo de sangre mexicana gracias a Manny Ramírez.

Félix, quien llegó a Nueva York en el 2010, lamentó en cambio que su equipo predilecto, Patriotas, de Nueva Inglaterra, no haya llegado a la final. En cambio Noel concluyó: "Yo no soy fanático de ninguno de los dos equipos, pero desde pequeño jugaba fútbol americano. Ver que llegó a Nueva York me emociona".

EFE