Archivo

Falleció Luis Aragonés, exseleccionador de España

El exDT fue campeón con la 'Roja' de la Euro-2008. Además, fue exitoso con Atlético de Madrid.

notitle
01 de febrero 2014 , 10:06 a.m.

El mundo del fútbol, en particular, y la sociedad española, en general, llora el primer día del mes de febrero la muerte del entrenador Luis Aragonés, ocurrida a primera hora de la mañana de este sábado en la Clínica Cemtro, de Madrid, donde había ingresado la noche anterior tras su última recaída, aquejado de una grave leucemia.

Una clara coincidencia existe entre todos los que le conocieron y trabajaron con él, y entre los que, sin haber tenido un contacto tan directo, siguen el fútbol y saben de su trayectoria.

Luis fue el gran impulsor de un cambio histórico, el que llevó a la Selección de España a acabar con 44 años de desencantos, los que habían transcurrido desde 1964 hasta el 2008. El 29 de junio de ese 2008, en el estadio Ernst Happel, de Viena, Fernando Torres puso el moño a la mutación española, habituada a las decepciones y fracasos, al anotar el tanto de la victoria contra Alemania, la anotación que dio a la ‘Roja’ la Eurocopa.

Luis, quien dirigió a la Selección durante el periplo 2004-2008, fue el artífice de todo, el creador de la nueva ‘Roja’, el inventor del juego de toque, que sustituía a la antigua furia.

Los Reyes y los Príncipes de Asturias encabezaron las condolencias con telegramas de pésame a la familia de Aragonés, en los que destacaron su amplia trayectoria como entrenador y seleccionador, así como su contribución al fútbol español.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también lamentó la muerte de una ‘gran personalidad humana y deportiva’. Rajoy extendió su pésame, en su nombre y en el del Gobierno de España, a la familia y amigos del exentrenador y exfutbolista, así como a todos sus seguidores y admiradores.

El presidente recordó los hitos del que fue ‘un gran futbolista y entrenador’ (como el ‘mítico gol’ a Bayern Múnich en la final de la Copa de Europa de 1974) y reconoció que ‘El Sabio de Hortaleza’ ha sido ‘clave en las extraordinarias páginas de éxito’ que está escribiendo el fútbol español actualmente. Su nombre, finalizó Rajoy: "Está asociado para siempre a la mejor leyenda del deporte español y por ello será admirado y recordado por todos”.

Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, dijo que lleva ‘en el corazón’ a Luis Aragonés, y le llevará ‘siempre’, al tiempo que destacó que le ha admirado como jugador y ha sido un seleccionador ‘extraordinario’.

Vicente del Bosque, el encargado de tomar el relevo en el banquillo de la Selección, a la que llevó luego al título Mundial en Sudáfrica-2010 y a otra Eurocopa en Polonia y Ucrania-2012, destacó que Luis Aragonés marcó el camino de ‘los éxitos de la ‘Roja’’ y recordó que, cuando él asumió el cargo, nunca quiso ‘borrar ninguna huella de esos cuatro años magníficos’ y explicó que no van a olvidarle nunca.

Pero esto son solo algunos de los innumerables testimonios de reconocimiento y condolencias que se han ido sucediendo a lo largo de la jornada, todos en la misma dirección. Presidentes de clubes, entrenadores y futbolistas en activo han lamentado con sinceridad la pérdida de un referente.

"Yo me quedaría con su honradez y profesionalidad", señaló Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales de Real Madrid, y remarcó que es un ejemplo para las futuras generaciones.

Florentino Pérez, presidente del club blanco, habló de Luis como ‘una figura legendaria’ y el entrenador del equipo blanco, el italiano Carlo Ancelotti, cuyos jugadores guardaron un emotivo minuto de silencio en el campo de entrenamiento de Valdebebas antes de comenzar los ejercicios, se refirió a Aragonés como el creador de un estilo de fútbol en España.

Desde Barcelona tampoco se hizo esperar el pésame. Su presidente, Josep María Bartomeu, lamentó la muerte del exentrenador de quien dijo que ‘era uno de los grandes’ del mundo del fútbol.

Desde la mayoría de los clubes llegaron telegramas a la Federación Española y a Atlético de Madrid, donde Luis Aragonés ejerció la mayor parte de su carrera deportiva, tanto de futbolista como de entrenador y donde, como él dijo en más de una ocasión, creció y se hizo hombre.

Por eso, en el Atlético ha causado una gran conmoción su fallecimiento: en la plantilla y cuerpo técnico actual y en ilustres veteranos, quienes no pudieron reprimir las lágrimas cuando conocieron la triste noticia. Le ocurrió a Armando Ufarte y a Adelardo Rodríguez, así como a Miguel San Román. De ellos y de otros muchos más salieron palabras de duelo al recordar a su maestro.

Luis Aragonés falleció, a los 75 años, a la 6:15 de la mañana del 1 de febrero del 2014 en Madrid, aquejado de una leucemia. Había nacido en Hortaleza (Madrid) el 28 de julio de 1938. Con 19 años jugó en Tercera con Getafe y llamó la atención de Real Madrid, que, sin embargo, nunca encontró hueco para él en una plantilla llena de estrellas. Por eso le fue cediendo a Recreativo, Hércules, Úbeda, y lo recuperó para Plus Ultra (antiguo nombre de Real Madrid Castilla) hasta que a finales de 1960 reclamó en Real Oviedo. De allí pasó a Betis en 1961 y en 1964 a Atlético de Madrid.

Con los rojiblancos militó hasta 1974 y en noviembre de ese año se convirtió en entrenador, cargo que también ostentó en Betis, Barcelona, Espanyol, Valencia, Sevilla, Oviedo y Mallorca. Y fuera de España, en el Fenerbahce turco, después de hacerlo con la Selección de España.

EFE