Archivo

Efecto de menos costos laborales

Leonardo Villar, director ejecutivo de Fedesarrollo, resalta la reducción del desempleo en el país.

31 de enero 2014 , 08:17 p.m.

Los resultados sobre empleo que se conocieron ayer constituyen una excelente noticia para la economía colombiana. El desempleo promedio del 2013 se ubicó en niveles de un dígito, algo que no se veía desde 1995. Para diciembre, cuando se compara con el mismo mes del año pasado, se crearon más de 560.000 empleos, y la tasa puntual de desempleo bajó hasta 8,4 por ciento. Aunque un desempleo de estas dimensiones sigue siendo alto para estándares latinoamericanos, su tendencia refleja claramente la recuperación de la actividad productiva después de la compleja desaceleración entre mediados de 2012 y el primer trimestre de 2013.

Igualmente satisfactorio es el hecho de que la calidad del empleo ha mejorado y la informalidad se reduce. Aunque aún es pronto para cantar victoria, estos comportamientos probablemente están vinculados con la reducción en los costos de mano de obra formal que se logró con la reforma tributaria aprobada a finales de 2012. La sustitución de los impuestos sobre la nómina por el Cree, impuesto atado a las utilidades, fue una medida que muchos debatieron en su momento pero cuyos beneficios empiezan a consolidarse.

Por supuesto, no todo es positivo. No solo el desempleo y la informalidad siguen siendo excesivamente altos en Colombia sino que algunos sectores, como el industrial, muestran caídas en el empleo altamente preocupantes. Esperemos que la depreciación del peso que hemos observado en los últimos meses, a causa del cambio en las condiciones financieras internacionales, contribuya a que la industria recupere también su dinamismo.

LEONARDO VILLAR
Director Ejecutivo de Fedesarrollo