Archivo

Los fines de semana hay más muertes en cirugías

Según estudio hecho en Inglaterra, en estos días se recibe mala atención por falta de personal.

30 de mayo 2013 , 10:55 p.m.

Los pacientes que se operan en Inglaterra al final de la semana presentan una tasa de mortalidad mucho mayor con respecto a quienes se someten a esta clase de intervenciones los lunes, reveló un estudio.

La investigación, llevada a cabo por un equipo médico del Imperial College de Londres, se basa en datos de 4,1 millones de cirugías programadas realizadas en hospitales de Inglaterra durante tres años, que se relacionan con la muerte de 27.582 pacientes.

Entre los periodos 2008-2009 y 2010-2011, de cada mil admisiones hospitalarias llevadas a cabo un lunes falleció el 5,5 por ciento de los pacientes, un porcentaje que se eleva hasta el 8,2 por ciento en el caso de operaciones practicadas los viernes.

Los datos, calificados de “muy alarmantes” por asociaciones de pacientes, son los primeros que apuntan a que existen “peores resultados” entre aquellos que pasan por el quirófano a final de semana.

Los investigadores señalan como causa de la mayor mortalidad en fines de semana el que estos pacientes, cuyas primeras 48 horas postoperatorias son críticas, reciben peor atención por falta de personal, que además suele ser más inexperto y cuenta con menos herramientas de diagnóstico o cirugía de emergencia durante esos dos días.

Hasta ahora, el aumento de la mortalidad en esos días se asociaba al llamado ‘efecto fin de semana’, es decir, la presencia de menos profesionales y especialistas los sábados y los domingos.

Los riesgos para los pacientes aumentan con independencia de la complejidad de la operación a la que se sometan.

En el caso de intervenciones de alto riesgo, el estudio encuentra que los peligros aumentan en una de cada cinco intervenciones de este tipo.

Los procedimientos que más riesgo implican son los relacionados con el intestino, la extirpación de un pulmón, las intervenciones para mejorar la circulación de la sangre al corazón y las operaciones para atajar un aneurisma aórtico abdominal.

EFE