Archivo

La torre de control de Eldorado tiene en líos al director de Aerocivil

La Contraloría le imputará cargos por sobrecostos por 23.264 millones de pesos.

notitle
30 de mayo 2013 , 11:59 a.m.

La Contraloría General de la República dictó auto de apertura e imputación de responsabilidad fiscal, contra el director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro Gómez, y el Secretario de Sistemas Operacionales de la misma entidad, Sergio París Mendoza, por el costo adicional que se incurrió en la construcción de la nueva torre de control del Aeropuerto Eldorado.

A los funcionarios citados se les imputó responsabilidad fiscal solidaria en cuantía de 23.264 millones de pesos.

La Contraloría consideró negligente el actuar del director de la Aerocivil cuando en abierto desconocimiento del principio de economía contrató con un costo superior la construcción de esta torre de control, con base en un diseño similar y equivalente al que había propuesto la firma OPAIN S.A., por 20.123 millones de pesos. El diseño que contrató finalmente con la firma INECO tuvo un valor de 44.925 millones de pesos.

El costo se incrementó al incluir en la construcción de la nueva torre de control el desarrollo arquitectónico de una pieza de arte precolombino, un poporo que envuelve el fuste de concreto, el cual debe ser construido en estructura espacial y forjados, con costo adicional por el manejo de las fachadas y acabados arquitectónicos (pisos, cubiertas, puertas, cielos rasos, carpinterías, cerrajerías y equipos como ascensores, entre otros).

En total la cuantía del detrimento patrimonial generado es de $23.264.909.342, resultado del mayor costo entre la construcción de la torre diseñada por INECO comparada con la propuesta por OPAINS S.A.

La Contraloría consideró que la propuesta presentada por OPAIN S.A. era mucho más favorable y ventajosa para la Aerocivil, condiciones que fueron desatendidas por el director de la entidad.

La Contraloría imputó responsabilidad fiscal a Castro Gómez en el grado de culpa grave, luego de concluir que la conducta que desplegó “no es la propia de una persona que actúa con el cuidado y pericia suficiente que debe tener una persona que maneja recursos públicos en calidad de funcionario vinculado a la administración de un bien público”.

En el caso del otro imputado, Sergio París Mendoza, Secretario de Sistemas Operacionales de la Aerocivil, a quien le correspondía la obligación de determinar y viabilizar el proyecto de construcción de la nueva torre de control del Aeropuerto El Dorado, la Contraloría determinó que hubo un actuar negligente y descuidado de su parte.

“..Si se hubiere requerido aclaraciones, adiciones o mejoras al proyecto enviado por OPAIN S.A., se hubiere evitado no solo la inversión de recursos en la consultoría, sino la contratación de la nueva torre de control del Aeropuerto El Dorado, a un mayor valor”, consideró la Contraloría al evaluar su gestión. En calidad de tercero civilmente responsable se vinculó a este proceso de responsabilidad fiscal a la compañía QBE Seguros.

'Proceso fue transparente': Castro

Tras conocer la imputación, Santiago Castro, director de la Aerocivil,, aseguró que el proceso fue transparente. "Proceso de construcción Torre de Control fue totalmente transparente y así se le demostrará a la Contraloría". Así mismo, dijo que "los precios de la torre los respalda experto concultor y tan ajustados estaban que proponentes pedían aumento que no se dio".

REDACCIÓN JUSTICIA