Archivo

El Mercedes Benz Clase E fue remozado y recibió mejores motores

Ahora, el vehículo del segmento intermedio ofrece propulsores de 2 litros con inyección directa en los cuatro cilindros y turbocargador, con 184 y 211 caballos. Su precio arranca en 126,8 millones.

notitle
27 de mayo 2013 , 06:33 p.m.

Ver el Clase E de Mercedes Benz en imágenes

Con las premisas que rigen el desarrollo y el avance de los automóviles presentes, salvo que se trate del nacimiento de un nuevo modelo, lo cual es poco frecuente, hay que decir que todo producto que recibimos suele ser una evolución del anterior. Y más cuando se trata de autos de relativo poco volumen de producción como son los de alta gama, que tienen unos patrones establecidos, un formato de medidas casi intocable y una configuración de servicios obligatoria.

En ese marco hay que poner la refacción del Mercedes Clase E, que es el modelo intermedio de los automóviles de esa casa, pero que ya pertenece a los autos de lujo pleno y tamaño importante. ¿Qué más se le puede poner en cuanto a motor, espacio, cueros, sonidos, cajas, frenos o en cualquier otro punto a un auto de este tipo? Poco, es la verdad.

 La gran diferencia, más allá de que cambien las formas generales, la trompa y la cola, radica hoy en los avances de la tecnología y la seguridad, y en que los motores son cada vez más limpios y eficaces.

Así, sentarse frente a los mandos del Clase E, en cualquiera de sus versiones, es una experiencia que va más allá de sus prestaciones, frenos o suspensiones, que ya tienen la precalificación de perfectos y en los cuales los refinamientos que se agregan surgen como algo natural y obvio.

Pero al manejarlo, las funciones de apoyo y el entorno inteligente del carro cambian totalmente la experiencia a bordo, si bien un auto de este tipo se debate entre dos clases de usuarios: el dueño, que en una alta proporción va en la silla trasera y deja todos estos accesorios para el goce del conductor, y el que de verdad lo compra para disfrutarlo al volante y les exprime el sabor a todas sus características.

Sin embargo, hay algo más que aflora. El Clase E que llega el mes entrante a Colombia es mucho más dinámico, más joven, más alegre y se distancia de la limusina del modelo anterior, cosa que no solamente se siente en sus pedales sino que además se refleja en sus líneas modernas, deportivas, comunicativas del potencial mecánico y del lujo interior, donde la presentación es más convencional con la tradición.

El nuevo E es un carro que busca traer al volante a más usuarios de la silla de atrás y también lograr clientela entre un público más joven, que es una necesidad que la marca está atendiendo con modelos más alegres y diferentes, como los recientes autos de la Clase A.

Con similar propósito lo configuró la importadora colombiana, que tendrá dos versiones de base: E200 y E250. Entre los accesorios más relevantes que para este tipo de vehículo y por su precio son casi obligatorios, se citan siete airbags, dos sillas de ajuste eléctrico, climatizador bizona e individual para cada puesto, dirección directa asistida, sensor de lluvia para los limpiaparabrisas, asientos en paño, luces led parciales y asistencia en el frenado de emergencia. Por supuesto, el catálogo ofrece muchas más opciones que se pueden solicitar, pero el aumento en el precio es importante.

El motor es un V89 biturbo de 5,5 litros con brutales 800 Nm de torque desde las primeras líneas del tacómetro, el cual hace vibrar todo el carro desde cuando se gira la llave de encendido y expresa todo su vigor con una "exostada" súbita impresionante.

De no ser porque tiene la velocidad limitada, el E63 pasa de los 300 por hora con la familia a bordo y llega a 100 kph en menos de 4 segundos.

La carrocería tiene más tomas de aire y guardafangos ampliados para recibir las llantas más grandes, aunque todo muy discreto y recatado, salvo la batería de los cuatro escapes que lo delatan abiertamente, aún con el motor apagado.

Así es el precio, porque un carro de esta familia, full equipo, puede llegar a los 400 millones de pesos, y es sobre pedido.

RECUADROS:

Mercedes garantiza que a una velocidad hasta de 72 kph será imposible atropellar a alguien o chocar contra algún objeto ya que la inminencia de peligro que captan los dos radares delanteros, uno de corto y otro de largo alcance que mezclan sus lecturas, disparan los frenos inmediatamente y el carro se detiene solo, con suficiente margen de distancia antes del obstáculo.

LAS VERSIONES "COLOMBIA"

Mercedes ofrece dos variantes para relanzar el Clase E: el E200 CGI, sedán y convertible, de 126,8 y 135 millones de pesos, respectivamente. Y el E250, también con las dos variantes de carrocería de cuatro puertas y coupé, ofrecidos en 152,3 y 142 millones.

Ambos tienen igual motor de 4 cilindros, 2 litros, inyección directa y un turbocargador que produce 184 caballos en el E200, pero con una configuración electrónica diferente en el 250 que lo sube a 211. Tiene el sistema de apagado y encendido automático en las detenciones. Se ofrece solamente con caja automática de siete marchas y control desde el timón. El cliente puede solicitar una caja mecánica de seis, pero no es la configuración usual de este nivel de automóvil.

E63 AMG: MONSTRUOSO

Ahora, los nuevos motores de AMG tienen 585 caballos que incluidos en una cabina de la Clase E generan uno de los sedanes más rápidos y emocionantes del mundo, al cual se le puede agregar la transmisión de toda esa potencia a las cuatro ruedas.

FRASES:

EL REDISEÑO REMOZÓ TOTALMENTE LA CARROCERÍA DEL CLASE E Y ESTÁ EN LÍNEA CON LAS FORMAS MÁS ATRACTIVAS QUE YA SE VIERON EN EL NUEVO CLASE A. MERCEDES BUSCA CLIENTES MÁS JÓVENES.

CADA VEZ ES MÁS COMPLICADO LOGRAR GRANDES CAMBIOS EN LOS AUTOS TRADICIONALES, CUYA EVOLUCIÓN MÁS NOTABLE ESTÁ EN LAS FUNCIONES DE SEGURIDAD, CONDUCCIÓN Y CONFORT.

* Asistimos a la presentación del Clase E en Barcelona, España, por una invitación de Daimler casa matriz y su representación en Colombia.

Ver fotos del renovado Clase E que llegará a Colombia