Archivo

'Estamos llegando a gente que estaba en manos de las Farc': Ejército

Jefe de Fuerza de Tarea Apolo habla sobre operaciones en Cauca y Valle. 'Balance es positivo', dice.

27 de mayo 2013 , 04:03 p.m.

En el parque principal de Corinto, en el norte del Cauca, está instalado por el Ejército un 'brinca-brinca' para niños. En las noches hay cine-foro en pleno parque del pueblo, coordinado por soldados, mientras que oficiales y suboficiales coordinan el traslado de médicos de Bogotá para que desarrollen brigadas masivas de salud para las comunidades más vulnerables de esta zona, una de las más golpeadas por el conflicto armado colombiano. El panorama es similar en los municipios aledaños, territorio que durante las últimas décadas ha sido de alta influencia de las Farc.

La iniciativa hace parte de la estrategia militar que el Ejército Nacional ha ejecutado, en especial, en las 'zonas rojas' por narcotráfico y continuos ataques por parte de la guerrilla. El brigadier general Jorge Humberto Jerez lidera una de las cuatro Fuerzas de Tarea, partes del Ejército para desarrollar planes especiales que ataquen en puntos específicos a los grupos armados ilegales como las Farc.

El oficial, al frente de la Fuerza de Tarea Apolo, dice que "hay un buen balance". Según cuenta, la ofensiva militar se mantiene en las zonas rurales del sur del Valle del cauca y el norte de Cauca, en donde se registra la presencia de estructuras guerrilleras como la 'Jacobo Arenas', 'Gabriel Galvis' y el Sexto Frente de las Farc, dirigidas por 'Pablo Catatumbo', hoy miembro de la mesa negociadora de las Farc en Cuba. Pero, además, el Ejército hoy le apuesta a hacer presencia en los sectores urbanos de estas zonas, con iniciativas que los acerque más a la comunidad. "Las cosas han cambiado", agrega.

El norte del Cauca y sur del Valle comprende una zona compleja por la violencia que se registra. ¿Cómo han enfrentado la presencia de grupos armados ilegales en este amplio territorio?

Iniciamos con la parte militar con la toma de la cordillera central, corredores de movilidad y las áreas base de las Farc. A la par, de la campaña 'Espada y Honor', también tenemos unos acelerantes, que es la acción integral de aproximamiento a la población civil. Nuestro centro de gravedad es ganarnos a la población civil, que desafortunadamente estaba en manos de las Farc. Por eso efectuamos jornadas de apoyo, dirigidas a las personas más necesitadas, siendo nuestro eje la protección y el bienestar de esta población civil.

Qué plan desarrollaron para atacar la producción de coca, marihuana y la ya ampliamente conocida cripi.

La marihuana cripi se da en invernaderos y para eso se necesitan plásticos y una infraestructura organizativa. Cada invernadero tendría un costo de por lo menos 20 millones de pesos. Necesita bombillos, necesita calor. De la marihuana cripi se dice que es la mejor marihuana del mundo por el precio y calidad y de pronto, según los que la han probado, por su sabor.

Nosotros permanentemente hemos ejecutado el plan principal: atacar sus fuentes financieras. Por eso es que hemos incautado más de 13 toneladas de marihuana, más de 13 toneladas de insumos líquidos, cristalizaderos y llevamos más de 72 laboratorios donde procesan la base de coca. Todo esto lo estamos atacando para minimizar la parte económica de las Farc.

Precisamente la siembra de estos cultivos ilícitos se convirtieron en una actividad económica en el país. ¿Cómo atacarlo?

La falta de empleo y la falta de empresa en la parte baja del Valle y la alta del Cauca influyeron. Vemos que la gente no encuentra en qué trabajar. Es más fácil para ellos, que no tienen carreteras de primera y segunda categoría en el área. Lo más fácil es sembrar la marihuana, la coca y la marihuana cripi. Por eso hacemos labores de acercamiento a la población civil, para enviar un mensaje de no a los cultivos ilícitos y sí a los lícitos. Hemos tenido mucha aceptación de la población civil, de acercarnos a nosotros y nosotros poderles decir cómo hacer el cambio.

¿Cómo encontraron la región hace año y medio, fecha desde que entró en funcionamiento la Fuerza de Apoyo Apolo?

La incorporación de los terroristas hacia los menores de edad ha sido muy alta. Nosotros tenemos en estos momentos en la campaña 58 terroristas que han entregado su material de guerra y que han querido anexarse al programa del Gobierno de desmovilización. Y de esos 58, 14 eran menores, y de estos, tres ya son padres de familia que nos han entregados los niños. Una pareja que se entregó con un niño de cuatro años de edad. Hacemos foros contra el reclutamiento de menores.

En las últimas semanas ustedes han realizado operativos militares que desencadenaron en la muerte de alias 'Caliche'...

En la ofensiva tenemos unas operaciones sostenidas. Se capturó al cabecilla de la red 'Gabriel Galvis', quien fue alias ‘El Cura’. Lo reemplazó alias 'Gilberto', a quien a los dos meses lo capturamos. Estas capturas son muy importantes porque son quienes llevan la información a los demás. Sobre la 'Jacobo Arenas', sacamos a alias ‘Caliche’ de su zona de operaciones, que era su madriguera, para irse hacia Nariño en donde la Fuerza de Tarea Pegaso, en una operación militar, lo dio de baja.

El Cauca era escuchado todos los días en los noticieros, por tomas en los municipios. Todos los días había hostigamientos, asesinatos, carrosbomba. En este momento el control territorial que se ha dado ha sido excelente. Hemos tenido un control activo. Creo que el balance es muy positivo.

Hay informaciones que señalan que el Valle del Cauca y Cauca podrían ser en el futuro escenario de reorganización de las Farc…

Se sabe que el primer objetivo que tenían las Farc dentro de su plan estratégico era una toma a Bogotá. Se realizaron dos operaciones: Operación Libertad I y la II, donde se acabaron las Farc en todo Cundinamarca.

El segundo objetivo ha sido Cali. El Cauca tiene un corredor de movilidad hacia el sur, en Nariño, y otro hacia el centro del país. Por eso el fuerte de ellos en el Cauca ha sido que, apartir del Cauca, realizar una ofensiva contra el Valle, objetivo que tampoco han podido conseguir por el trabajo de las Fuerzas Militares.

Qué apoyo le han dado a la Policía, tras los fuertes golpes que recibieron en los últimos dos años en la región.

Uno de los aspectos importantes de la campaña 'Espada y Honor' es tener a diez policías, quienes nos ayudan a realizar la jucialización de los bandidos, cosa que no teníamos antes. El trabajo ha sido coordinado, sobretodo en las áreas urbanas en junto con la Policía Nacional, de manera permanente.

Dentro de las alianzas estratégicas que ha realizado el comando central del Ejército está 'Alas para la gente', que nos está ayudando con cerca de 40 médicos de todas las especialidades para atender a todas estos habitantes. Vamos a atender a más de mil personas. Es una organización sin ánimo de lucro. Todos los médicos vienen con el ánimo de ayudar y apoyar a estas personas que tanto la necesitan y que probablemente nunca han tenido una valoración médica como la tienen hoy. Por eso agradezco a 'Alas para la gente', al comando del Ejército por el apoyo que nos han dado en Corinto, un municipio que ha sido golpeado infortunadamente por la violencia pero que estamos sacando adelante. Ustedes lo pueden ver, con el acercamiento a su ejército, que antes no nos podían ver porque nos tenían temor y se aislaban por la presencia de las Farc dentro de los municipios.

La sombra de la corrupción ha estado presente también en el Ejército. ¿Qué han hecho para combatirla?

Dentro de nuestras filas tenemos una oficina que se llama contrainteligencia. Son hombres regados por todas las áreas y por todas las unidades, tanto la parte rural como la parte urbana, evitando que exista la corrupción.

Esta área es muy golpeada por el narcotráfico pero pienso que se ha hecho un buen acercamiento y un buen liderazgo para que nuestros hombres no incurran en delitos con el narcotráfico ya que estos bandidos nos buscan a nosotros para pagar dádivas o por información para transportar (droga). Eso se ha sacado de la mente de nuestros hombres. Con el liderazgo de nuestros comandantes de brigada y batallón hemos sacado adelante estas circunstancias.

Cuál es el trabajo que plantean para recuperar la confianza de la población.

Hemos estado muy de la mano con la Policía Nacional. Estamos llevando programas de recreación, de cine al parque, campeonatos en todos los municipios y acercamiento de la compañía de acción integral. Tenemos títeres, payasos e inflables. Buscamos acercarnos a la población para que conozcan al soldado y vean que es parte fundamental del pueblo. Fuimos unos campesinos que en algún momento dijimos: vamos a ser soldados de Colombia y nos colocamos los uniformes. Por eso el acercamiento en el área de operaciones ha sido excelente.

Y en el área del agro y manejo de tierras...

Estamos haciendo de la sustitución de proyectos ilícitos a productos lícitos. Lo estamos haciendo con los ingenios azucareros, los gobernantes, alcaldes, Sena y todas las instituciones gubernamentales que que nos están ayudando a enseñarle al campesino a trabajar la tierra para cambiar el pensamiento de sembrar la marihuana y la coca. Con algunas empresas estamos realizando unas alianzas estratégicas para que estos campesinos directamente puedan vender sus productos en los mismos municipios y no tengan que sacarlos porque eso les cuesta dinero y eso les disminuye los ingresos.

REDACCIÓN EL TIEMPO.COM
julesp@eltiempo.com