Archivo

'Liliana Pardo pidió ayuda al concejal Sanguino': Inocencio Meléndez

Ex subdirector técnico del IDU declaró en el juicio contra Pardo y el excontralor Moralesrrusi.

notitle
27 de mayo 2013 , 12:19 a.m.

El ex subdirector jurídico del IDU, Inocencio Meléndez, señaló ante la juez 10 de conocimiento de Bogotá que Liliana Pardo, exdirectora del IDU, le pidió ayuda al concejal Antonio Sanguino para que emprendiera una estrategia de prensa contra el excontralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi.

“Liliana Pardo Gaona me dice a mí que prepare al concejal Antonio Sanguino para que le haga un debate al contralor Moralesrussi y yo le dije: no haga eso, es hacer pacto con el diablo ¿No ve que un debate que usted le haga al contralor se le puede devolver al mismo IDU?”, dijo.

Estas indicaciones, según Meléndez, se hicieron en una reunión en la que también estuvo el concejal Antonio Sanguino, Liliana Pardo, Emilio Tapia y Julio Gómez.

“Él (Sanguino) empezó con toda una estrategia de prensa contra Moralesrussi porque había dado apertura a lo de Cantarrana. O ella tumbaba a Moralesrussi o él la tumbaría a ella”, agregó.

Además añadió que la Contraloría, a través del Grupo Especial de Investigaciones Forenses (GUIFO), en ese momento adelantaba investigaciones preliminares por el tema del retraso de las obras de Transmilenio.

“Moralesrussi citó a Liliana Pardo a versión libre y le produjo una medida de embargo por 35 mil millones de pesos. Pero Liliana Pardo no se sentía con garantías procesales con Moralesrussi y con ayuda del concejal Sanguino montaron una estrategia para quitarle el proceso y llevarlo a la contraloría general”, puntualizó.

Meléndez dice que se revocaron multas a favor de los Nule

El exsubdirector técnico del IDU dijo además que los Nule se salvaron de cancelar la multa de 593 millones de pesos por incumplimiento de la entrega de la fase III de Transmilenio.

“Durante la cesión los señores Nule impusieron unas condiciones para firmarla en las que se estipulaba que se debían revocar unas multas”, indicó Meléndez y agregó que por este contrato, además, ya se habían entregado 85 mil millones de anticipo.

Meléndez agregó que Liliana Pardo, junto al equipo directivo del IDU, coordinaba actos administrativos para que las multas no procedieran y que, a su vez, contaban con el visto bueno del exalcalde Samuel Moreno y el concejal José Juan Rodríguez.

“Las decisiones sobre los temas se ponían en la mesa del señor alcalde de la ciudad. Pero quien se craneó que no se caducara el contrato fue el concejal José Juan Rodríguez y Liliana Pardo”, indicó.

También recalcó que Liliana Pardo tenía interés en que se cediera el contrato a Conalvías. “Lo vi y lo presencie”, aseguró. “José Juan (Rodríguez) me contó personalmente que, para diciembre de 2009, a través de él le habían regalado un blackberry a Pardo Gaona para ser favorecidos con la cesión de un contrato que los Nule no estaban cumpliendo y por el cual habían recibido 85.000 millones de pesos de anticipo”, señaló.

“A ellos no les convenía que se caducara porque se debía licitar”, agregó.

“Con mis ojos, mis oídos y tacto presencié lo que ocurría en las reuniones. No vengo a decir mentiras sino a contar la verdad de unos hechos que conozco, pude haber aceptado cargos y quedarme callado pero preferí decir la verdad”, dijo.

Inocencio Meléndez sirvió como testigo en el juicio que se adelanta contra Liliana Pardo, exdirectora del Idu, por los delitos de peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, y prevaricato por omisión; y contra Miguel Ángel Moralesrussi, excontralor de Bogotá, por los delitos de prevaricato por omisión y concusión y su presunta participación en el escándalo del carrusel de la contratación.

REDACCIÓN JUSTICIA