Archivo

Problemas en telefonía celular

notitle
26 de mayo 2013 , 08:09 p.m.

No cabe duda de que las redes de los operadores de telefonía móvil se tienen que mejorar y volver más eficientes, ni de que la vigilancia de la Superintendencia de Industria y Comercio y de la Comisión Regulatoria de Comunicaciones (CRC) es indispensable para que los usuarios no tengamos que pagar montos adicionales por servicios no recibidos y para que podamos contar siempre con buenas comunicaciones de voz y datos. También es importante señalar que existen otros problemas que inciden profundamente en el pésimo servicio y en los que los operadores no tienen mucha injerencia.

Para poder prestar una muy buena comunicación se deben instalar antenas con ciertas distancias entre sí, dependiendo de la frecuencia que se esté usando y de la topografía de los terrenos entre ellas. Sin esto, habrá intermitencias y caídas en las llamadas. El problema es que muchos alcaldes no permiten instalarlas por razones subjetivas, entre ellas la de la posible afectación de salud para las personas que viven cerca o la de atentar contra el urbanismo.

No creo que ningún alcalde haya pedido una medición de la radiación causada para ver si excede el tope permitido por la UIT, tope que, de ser excedido, afecta la salud. Me temo que toman la decisión sin ningún argumento técnico. Las razones urbanísticas se pueden manejar para que su instalación no afecte y no deje, así, a esa zona incomunicada, que es lo que ocurre. Si las radiaciones que la antena emitiría están por debajo del tope convenido, se debería permitir la instalación. La toma de mediciones es una función de la CRC y del MinTIC.

Los contratos de concesión originales, no los de reanudación, exigen que todas las antenas e infraestructura instalada para operaciones celulares por la empresa que presta este servicio, al vencerse la concesión y no seguir en el negocio, pasen a ser propiedad del Estado. No importa que las antenas hayan pasado a ser propiedad de un tercero, como American Towers, por ejemplo. Hay demandas en contra de esto, y los expertos aseguran que van a salir a favor de eliminar esta exigencia. Ojalá sea así.

Guillermo Santos Calderón
guillermo.santos@enter.co