Archivo

Corales de Profundidad, el parque natural No. 57

Está al frente del golfo de Morrosquillo y cuidará porciones de corales que viven mar adentro.

notitle
24 de mayo 2013 , 07:41 p.m.

Este viernes fue declarado un nuevo parque nacional natural, el número 57: Corales de Profundidad. Como su nombre lo indica, cuidará porciones de corales que viven donde solo llegan los submarinos, mar adentro y en el Caribe.

Su ubicación es estratégica. Está frente al golfo de Morrosquillo y del archipiélago de San Bernardo, en Sucre, y a 32 kilómetros aproximadamente del punto más cercano en el continente, la península de Barú (Bolívar). (Lea más sobre el nuevo parque natural).

La declaratoria fue liderada por el Ministerio de Ambiente y Parques Naturales.

No será la primera área submarina protegida, pues ya existe una cerca de Cartagena: Corales del Rosario, donde están las famosas islas del mismo nombre.

Pero sí es la primera que será inaccesible y que aislará de la explotación petrolera a una porción de mar que está incluido dentro de la lista de ecosistemas ‘hotspots’, cualidad que define a aquellos sitios del mundo que se destacan por tener más biodiversidad que el promedio, pero que a la vez están amenazados por el hombre.

Corales de Profundidad aísla 142.000 hectáreas de aquellos proyectos de extracción de petróleo planeados en sus alrededores, y que están considerados como la segunda amenaza en importancia a nivel mundial para la conservación de las comunidades coralinas, por la contaminación y la destrucción que ocasiona la instalación de estructuras como tubos, grúas y plataformas.

Colindará con dos bloques de exploración de crudo: Fuerte Norte y Fuerte Sur, asignados a Ecopetrol por la Agencia Nacional de Hidrocarburos. También lo atraviesa un cable de fibra óptica, que nace en Tolú, del Ministerio de las Tecnologías de la Información.

Precisamente, el impulso de la ‘locomotora minera’ y la posibilidad de conservar, así fuera una porción de esta comunidad de especies marinas, generó un choque de más de un año entre los ministerios de Ambiente y de Minas y Energía y que encontró una solución salomónica: se declarará el área marina protegida, pero se mantendrán esos proyectos para extraer el crudo desde bloques vecinos.

El capitán Francisco Arias, director de Invemar, dijo que estas formaciones de corales de profundidad poseen cerca del 40 por ciento de la biodiversidad del borde de la plataforma continental del Caribe colombiano.

JAVIER SILVA HERRERA
Redacción Vida de Hoy