Archivo

Sándwich para chiquitines

notitle
22 de mayo 2013 , 10:24 p.m.

A la relacionista pública Íngrid Wobst le encanta cocinar y afirma que es amante de todo tipo de comidas. Y aunque sus ocupaciones no le permiten experimentar mucho con ollas y sartenes, capta la atención de sus comensales cuando lo hace y todos se pelean por comer sus deliciosos platillos.

Íngrid es muy descomplicada a la hora de comer, pero entre sus preferidas están la comida italiana y el salmón, y lo que definitivamente odia es la leche.

Hacer mercado es uno de sus placeres, pues va imaginando lo que preparará. Miranda y Lorenzo, sus hijos, y Gerónimo Basile, su esposo, son sus más grandes hinchas y con ellos se mete a la cocina cada vez que puede. Eso sí, al terminar, luego de verlos chuparse los dedos, se hace la loca pues no soporta la idea de tener que lavar los platos.

VIVIAN TATIANA MARTÍNEZ