Archivo

Hacinamiento y deterioro en cárcel de Buenaventura

El centro de reclusión tiene capacidad para 240 internos, pero alberga 583. Personería toma medidas.

notitle
20 de mayo 2013 , 11:42 a.m.

Humedad, paredes agrietadas e inadecuadas instalaciones eléctricas e hidráulicas y deficiencias en el sistema sanitario fueron solo algunos de los hallazgos detectados en la cárcel de Buenaventura durante una inspección realizada por la Personería municipal y una comisión de la Alcaldía.
Las quejas de los internos, por las precarias condiciones en que pagan sus penas, llevaron a la revisión del centro carcelario.
El penal, que cuenta con cinco patios para hombres y uno más para mujeres, tiene una capacidad para 240 internos y en la actualidad alberga 583.
“En el pabellón de mujeres encontramos 40 internos. Ellas cuentan con dos baterías sanitarias y en algunos patios los internos tienen que dormir en el baño porque la lluvia inunda sus habitaciones”, dijo el Personero de Buenaventura, Álvaro Martán.
La secretaría de Salud Distrital verificó la condición de los internos, que atribuyen a la humedad y a la presencia de mosquitos los procesos gripales que padecen.
Aseguran que solo cuentan con cuatro horas diarias de servicio médico y odontología.
En la inspección ocular, la secretaría de Infraestructura del municipio pudo observar el deterioro en que se encuentra la edificación de la cárcel.
Según el Personero, la visita humanitaria buscaba, con apoyo de las entidades involucradas, resarcir algunos derechos que han sido vulnerados a esta población carcelaria, mientras el Inpec busca soluciones jurídicas para lograr disminuir el hacinamiento. A esta situación se responsabiliza de los problemas que hoy registra el penal en materia de salubridad, convivencia y resocialización.
La Personería y la Comisión Cuarta del Concejo Distrital, encargada de los temas de acción social y derechos humanos, presentará una propuesta para lograr que en la cárcel haya un profesional del derecho que se encargue del área jurídica.
En la actualidad esa labor es realizada por un miembro de la guardia que no es abogado.
Para reducir el hacinamiento, producto de las fallas en el sistema judicial, se fortalecerá el tema de los defensores públicos en Buenaventura, para que se ocupen de los procedimientos judiciales ante los jueces de ejecuciones de penas.
“Hay reclusos que pagaron sus condenas y otros que solicitan beneficios, pero no tienen respuesta porque no hay quien les ayude en todas esas diligencias”, dijo el Personero.