Archivo

Porto revalidará el título con un triunfo frente a Paços de Ferreira

'Los Dragones' buscarán por tercer año consecutivo el título y la vigésima séptima Liga.

notitle
17 de mayo 2013 , 05:34 p.m.

El líder FC Porto revalidará el título de Liga en la última jornada si vence el próximo domingo a Paços de Ferreira o logra al menos el mismo resultado que el Benfica, segundo, con un punto menos y obligado a ganar al Moreirense, para tener opciones de levantar el cetro.

'Los blanquiazules', que buscan consagrarse por tercer año consecutivo y sumar así su vigésima séptima Liga, dependen de sí mismos en la trigésima y última jornada después de haber robado el liderato al Benfica el pasado sábado al vencerle con un gol del brasileño Kelvin en el 92.

Dominadores en Portugal durante las últimas tres décadas cuando vencieron 19 campeonatos, 'los dragones' encontrarán un escollo notable en el Paços de Ferreira, la revelación del fútbol luso que aseguró en la última jornada un histórico tercer puesto que da acceso a la eliminatoria de Liga de Campeones. El entrenador del Oporto, Vítor Pereira, apenas registra una importante baja, la del medio centro brasileño Fernando Reges, sancionado, al que sustituirá por el belga Steven Defour.

Los colombianos Jackson Martínez y James Rodríguez, estrellas del equipo que no atraviesan su mejor momento del curso; el medio portugués Joao Moutinho; y el central francés Eliaquim Mangala, recientemente convocado por su selección, están llamados a ser cruciales en el encuentro. Pletóricos de moral gracias al zurdazo de Kelvin que hundió a sus acérrimos rivales de la capital lusa, los líderes invictos jugarán en el pequeño estadio de Mata Real de Paços de Ferreira, a escasos 30 kilómetros de Oporto, muy arropados por su afición, cuyas peticiones de entradas superaron el aforo del coliseo (5.000).

A pesar de no jugarse nada en la jornada por haber asegurado ya el tercer lugar, 'los castores' del entrenador Paulo Fonseca se perfilan como un difícil oponente, muy organizado tácticamente y poderoso en el centro del campo. Los medios portugueses Josué y Vítor; el creativo brasileño Luis Carlos; y el extremo peruano Paolo Hurtado son los futbolistas más relevantes de un equipo que tan solo cuenta con un presupuesto de 3,5 millones y al que apoyan unos 2.000 socios.

Benfica, "tocado" por la cruel derrota en la final de la Liga Europa frente a Chelsea (2-1), deberá vencer al Moreirense en su estadio de La Luz y aguardar por un empate o derrota del Oporto para recuperar el liderato y levantar su trigésimo tercer entorchado. Frente a una posible derrota del Oporto, ni un empate le serviría a los lisboetas, pues la igualdad puntual con el líder le perjudicaría por el saldo del enfrentamiento directo.

El testarazo de Ivanovic en el 92, igual que el gol de Kelvin, ha pasado al imaginario negro de los lisboetas, que ya acumulan siete derrotas consecutivas en finales europeas desde que el húngaro Béla Guttmann, el entrenador que dio a los encarnados sus dos máximos trofeos continentales (1961 y 1962), profetizase que Benfica nunca ganaría sin él al mando.

A pesar de que los encarnados hayan desperdiciado cuatro puntos de ventaja sobre el Oporto en apenas una semana, la afición y la directiva aún confía en un milagro por la excelente actitud mostrada por el equipo en la final de Amsterdam, donde se lesionó en la rodilla el central el argentino Ezequiel Garay, baja segura para el choque del domingo. Benfica, que hace diez días tenía la posibilidad de lograr un inédito 'triplete' en su centenaria historia, aún le resta la final de la Copa de Portugal frente a Guimaraes a finales de mes. Decididos dos de los tres lugares para la Liga Europa.

Braga por ser cuarto y el Guimaraes por ser finalista de Copa, el Estoril, otro equipo sensación del campeonato, apenas necesita un punto frente a Gil Vicente, este domingo para ocupar el otro puesto europeo. Solo una derrota del equipo amarillo abriría las puertas continentales al Río Ave siempre que gane a domicilio al Guimaraes. También el domingo jugará el Sporting de Lisboa, que se medirá al colista Beira-Mar después de haber fallado el objetivo europeo en la penúltima jornada. Sin ningún conjunto matemáticamente descendido, la lucha por la permanencia está abierta hasta la última jornada en la que Beira-Mar, Moreirense, Olhanense Gil Vicente y Setúbal pelearán por salvarse. El Beira-Mar de los españoles Javier Balboa y Dani Abalo, último, y el Moreirense, penúltimo, son los que no dependen de sí mismos para evitar la caída de categoría.

Partidos de la trigésima jornada de Liga

Domingo 

Benfica vs Moreirense
Paços de Ferreira vs Oporto
Vitória de Guimaraes vs Río Ave
Beira Mar - Sporting de Lisboa
Gil Vicente - Estoril
Vitória de Setúbal - Sporting de Braga
Nacional de Madeira vs Académica de Coimbra
Olhanense - Marítimo de Funchal

EFE