Archivo

¡Falcao tiene otro título: la Copa del Rey es suya!

Atlético de Madrid derrotó en la final 2-1, en el estadio Santiago Bernabéu, a Real Madrid.

notitle
17 de mayo 2013 , 04:58 p.m.

Atlético de Madrid ganó este viernes la Copa del Rey por décima vez al imponerse 2-1 en la prórroga a Real Madrid, en una tensa final disputada en el estadio Santiago Bernabéu, recuperando un título que no había vuelto a conseguir desde 1996. (Momentos del título de Atlético de Madrid en la Copa del Rey).

Los merengues abrieron el marcador con un gol de cabeza de Cristiano Ronaldo (13 PT), pero a la media hora de partido el brasileño Diego Costa, tras gran jugada del colombiano Falcao García, igualó para el Atlético con un tiro cruzado (34 PT). Ya en la prórroga, el también brasileño Joao Miranda hizo el 2-1 de cabeza para los colchoneros (8 TE). (Así celebró Falcao su tercer título con Atlético de Madrid).

Los colchoneros acabaron, con esta victoria, con 14 años de maldición en que no habían vuelto a ganar a los blancos, que, por su parte, vieron de esta manera escaparse el último título que les quedaba para intentar salvar la temporada tras su caída en semifinales de la Liga de Campeones y su segundo puesto en Liga.

La frustración de los blancos por su derrota, a la que contribuyó hasta tres tiros a los palos, llevaría a una fuerte discusión en los últimos minutos, iniciada con la expulsión del portugués Cristiano Ronaldo, ya en el tiempo extra, tras una acción que hizo sangrar a Gabi Fernández por la nariz. Gabi fue expulsado en el final, por una segunda amarilla.

Real Madrid, que también sufrió la expulsión de su entrenador José Mourinho por increpar al árbitro (31 ST), comenzó dominando el encuentro, presionando la salida del balón a Atlético de Madrid, que se quedaba muy atrás y perdía muchos balones en errores.

El empuje inicial de los locales tuvo su recompensa en el minuto 13 cuando en un saque de esquina cobrado por el alemán Mesut Özil apareció Cristiano Ronaldo en el punto de penal para soltar un cabezazo que se coló en las redes rojiblancas.

Sin embargo, a pesar de la ventaja, el Madrid dio un paso atrás, dejando espacio al Atlético donde apareció el turco Arda Turan para ayudar a subir el balón hacia el brasileño Diego Costa y el colombiano Radamel Falcao, que empezaron a conectar.

En un rápido contraataque iniciado por Falcao, quien regateó por dos veces a Raúl Albiol, antes de adelantar el balón a Diego Costa que se fue por la izquierda para soltar un zurdazo raso y cruzado que se coló en la portería blanca (34 PT).

Diego Costa hacía así su octavo tanto en la Copa, rubricando su estatus de máximo goleador de esta competición. La igualada cayó como un jarro de agua fría sobre los blancos que pareció despertarlos y de nuevo recuperaron el empuje de los primeros 15 minutos contando con una gran ocasión en el 42 cuando Özil estrelló un balón en el palo izquierdo del belga Thibaut Courtois.

A la vuelta del descanso, los dos equipos parecieron acusar la exigencias de la temporada y del encuentro, mostrándose más lentos y muy igualados, sucediéndose las ocasiones para ambos equipos.

Cristiano Ronaldo se fue por la izquierda para pasar al francés Karim Benzema, que soltó un tiro al palo, cuyo rechace recogió Özil para disparar prácticamente a puerta vacía, y en la misma línea de gol la sacó Juanfran (15 ST). Apenas ocho minutos después, Cristiano volvió a estrellar un balón en el palo (23 ST) para desesperación del luso, en una de las últimas grandes oportunidades de la final antes de la prórroga.

Al inicio de la prolongación, los dos equipos se lanzaron a intentar marcar pronto, pero entonces llegó el gol de Miranda entrando a rematar de cabeza, adelantándose a Diego López.

El gol fue una inyección de moral para el Atlético, que veía más cerca su décima Copa del Rey y buscó la contención intentando salir al contraataque, mientras el Madrid se lanzó en busca de la igualada aprovechando la velocidad de sus hombres frescos como Ángel Di María, que había entrado por Luka Modric. El argentino tuvo una gran oportunidad en un remate en carrera que despejó bien Courtois y que fue el último intento de los blancos por salvar un encuentro, que ya no pudieron levantar.

AFP