Archivo

David Beckham, ícono global

El inglés ganó los títulos ligueros en los cuatro equipos en los que militó.

16 de mayo 2013 , 11:25 a.m.

A los 38 años, el inglés David Beckham anunció el fin de su carrera en el fútbol profesional, una trayectoria como estrella del deporte con la que despegó también como icono del mundo de la moda y la publicidad. El centrocampista, que en enero se convirtió en el futbolista más veterano de la liga francesa al fichar por el París Saint-Germain, debutó en la Liga Premier con Manchester United en 1995, a las órdenes de Alex Ferguson, y fichó por Real Madrid en el 2003, antes de cruzar el Atlántico en el 2007 para unirse a Los Ángeles Galaxy.

El excapitán de Inglaterra cierra su carrera tras haber conquistado una Liga de Campeones con el United (1999) y el campeonato de liga en los cuatro equipos que militó durante casi dos décadas, al tiempo que cultivaba su imagen pública en pasarelas y anuncios diversos.

Su matrimonio con la Spice Girl Victoria Adams en 1999 contribuyó a convertirle en celebridad internacional, y pasó a ser tan conocido por su destreza para lanzar faltas y medir pases al milímetro en un campo de fútbol como por sus apariciones en actos sociales y publicitarios. La pareja tiene cuatro hijos: Brooklyn Joseph (1999), Romeo (2002), Cruz (2005) y Harper Seven (2011).

David Robert Joseph Beckham, hijo de un instalador de gas y una peluquera, nació en Londres el 2 de mayo 1975 y pasó su infancia en el barrio de Lytonstone, un suburbio al norte de la capital británica. Comenzó a jugar a los 10 años en el Ridgeway Rovers y estuvo en el Essex School desde 1988 hasta 1991, cuando le fichó Manchester United después de que Leyton Orient y Tottenham le rechazaran.

Si bien se convirtió en profesional en 1993, su debut en la Liga Premier no llegó hasta abril de 1995, cuando saltó al campo en un encuentro contra Leeds United, y terminó esa temporada cedido durante varios meses a Preston North End, de la tercera división inglesa. El curso siguiente, Ferguson comenzó a contar con él, y junto a los hermanos Gary y Phil Neville, Paul Scholes y Nick Butt, también futbolistas noveles, se convirtió en uno de los fenómenos de la temporada en Inglaterra.

Debutó con la selección inglesa el 1 de septiembre de 1996 contra Moldavia, el primer partido de una trayectoria internacional que concluiría en el 2009, en un partido contra Bielorrusia, después de haber capitaneado el equipo del 2000 al 2006 y haber acumulado 115 partidos con la camiseta de los ‘Tres Leones’.

Con Manchester United conquistó la Liga de Campeones en 1999, en una final que los ingleses ganaron por 2-1 en el Camp Nou (Barcelona) contra Bayern Múnich, y cinco ligas inglesas, en 1996, 1997, 1999, 2000 y 2001, además de dos Copas de Inglaterra (1996 y 1999).

Desde que inició su relación con Victoria, el jugador comenzó a aparecer tanto en la prensa deportiva como en la del corazón, y su popularidad aumentó tanto en Europa como en Estados Unidos y Asia, una fama que el futbolista cultivó con la película ‘Bend It Like Beckham’ (‘Quiero ser como Beckham’, en Español), en el 2002.

El 17 de junio del 2003, un mes después de conquistar su última liga inglesa, Real Madrid anunció su fichaje para cuatro años, una operación que se cifró en unos 35 millones de euros y que le situó al nivel de otros ‘galácticos’ que había fichado el presidente blanco, Florentino Pérez, como el portugués Luis Figo y el francés Zinedine Zidane.

En su etapa como centrocampista del Madrid solo conquistó la Liga de su despedida, la de la temporada 2006-2007, después de haber sido subcampeón en las dos campañas anteriores, por detrás de Barcelona.

En la Liga de Campeones, su equipo alcanzó los cuartos de final en el 2004, contra Mónaco, y los octavos en los tres años siguientes, antes de que el italiano Fabio Capello le relegara al banquillo y decidiera fichar por Los Ángeles Galaxy, que le ofrecían un contrato de 313,4 millones de euros por cinco años, entre salario y patrocinios.

Beckham y su esposa fueron recibidos con la pompa reservada a las estrellas de cine en Los Ángeles, donde el futbolista abrió una etapa de cinco años en la que estuvo varios meses lesionado y disputó diversos partidos como cedido al Milán, durante el receso en la temporada estadounidense.

El 31 de enero del 2013 fichó por París Saint-Germain, con el que esta temporada ganó la liga francesa y donde terminará su carrera como deportista a final de temporada.

EFE