Archivo

Hito en obtención de células madre, un avance para curar enfermedades

Científicos en EE. UU. lograron células madre capaces de convertirse en tejidos.

notitle
15 de mayo 2013 , 07:46 p.m.

Por primera vez, un equipo de científicos de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon y el Centro Nacional de Investigación de Primates, ambos de Estados Unidos, logró obtener células madre embrionarias capaces de convertirse en cualquier otro tipo de célula del organismo, a partir de la piel humana.

Hasta ahora, la única forma de obtener estas células era extrayéndolas de un embrión humano, varios días después de haber sido fertilizado, en un proceso que implicaba la destrucción del embrión.

El avance, publicado en la edición en Internet de la revista Cell, ya es considerado un hito dentro de los procesos de clonación reproductiva, razón por la cual despierta toda clase de opiniones y controversia.

Para llegar a este resultado, el grupo de científicos, encabezado por Shoukhrat Mitalipov y Paula Amato, utilizaron una variante del método del investigador escocés Ian Wilbut, para crear la famosa oveja Dolly, el primer animal clonado del planeta.

Estos tomaron una célula de la piel de un adulto, le extrajeron el núcleo (que contiene el ADN o información genética del individuo) y lo trasplantaron en un óvulo, al que previamente se le extrajo también su núcleo.

De este modo, el óvulo se ‘fertiliza’ con el núcleo de la célula de la piel; luego se permite su desarrollo por unos días, hasta que desarrolle células capaces de convertirse en cualquier tipo de tejido.

De acuerdo con Mitalipov, “nuestro hallazgo ofrece nuevas formas de generar células y tejidos para pacientes con lesiones en cualquier órgano disfuncional o dañado”, e insiste en que “es un paso muy grande para aliviar enfermedades que afectan a millones de personas”.

Las células obtenidas mediante esta técnica son más confiables, toda vez que se apartan de los riesgos que conlleva producir células de estas características, a través de procesos de inducción con virus, porque pueden generar mutaciones.

La investigación ha demostrado que las células que se obtienen a partir de estos embriones fertilizados no tenían anomalías cromosómicas, la actividad de sus genes era normal y contaban con la capacidad de convertirse, sin limitación, en células especializadas que fácilmente pueden utilizarse, de manera segura, en los procesos de terapia celular. En este campo entran el cultivo de células para remplazar piel en personas quemadas o con déficit en otros órganos.

Debate ético

Aunque esta técnica no utiliza directamente embriones humanos, poco después de anunciarse el avance, surgieron voces en contra que despertaron un viejo debate en el que se mezclan aspectos éticos y científicos.

Según David Prentice, del Family Research Group, el material obtenido a través de la técnica “ya es un embrión al cual se le deja desarrollar por unos días y luego se le destruye (…) El problema ético es la creación de vida humana específicamente para destruirla en estos experimentos”.

A esto se suma otro temor: que el embrión no se destruya para obtener células madre, sino que se implante en un útero, para que crezca como ocurrió con Dolly.

Al respecto, Mitalipov considera que esta técnica, que demuestra en la práctica la posibilidad de hacer una clonación con fines terapéuticos, “es improbable que permita la clonación de seres humanos, lo que se conoce como clonación reproductiva, porque se ha demostrado en monos que dichos embriones no son viables con ese objetivo. Los avances que se producen en el campo de la transferencia nuclear siempre despertarán un debate público sobre la ética de la clonación humana, y este no es nuestro objetivo ”.

Tadeiusz Pacholczyk, director del Centro de Bioética Católica Nacional (Filadelfia), no mostró extrañeza ante el hallazgo y aseguró: “Todo el mundo estaba esperando que este día llegara; debería ser la solución para las objeciones morales planteadas durante años”.

¿Qué son células madre?

La característica principal de estas células es que pueden dar origen a diversos tipo de tejidos, entre ellos muscular, nervioso y óseo.

¿Qué tipos hay?

Las pluripotenciales, que tienen la capacidad de derivarse en tejidos u órganos específicos (adultas), y las totipotenciales (embrionarias), que pueden originar un individuo completo.

¿Dónde se encuentran?

A los cinco días de crecimiento de un óvulo fertilizado se encuentran entre 150 y 200 células que son multipotentes en su mayoría. También pueden extraerse del cordón umbilical, de algunos tejidos de adultos (como la sangre periférica y la médula ósea) y cuando se reprograman a partir de células normales.

¿Qué es la clonación terapéutica?

Es el resultado obtenido con la técnica de los científicos de EE. UU.

‘Un avance excelente, pero aún falta’

El genetista colombiano Emilio Yunis Turbay, una de las máximas autoridades en este campo en América Latina, calificó el avance de los investigadores estadounidenses como “muy grande, pues es la primera vez que se logra en humanos”.

De acuerdo con Yunis, la técnica, que fue creada por el escocés Ian Wilmut y con la cual clonó a la oveja Dolly, “adquiere ahora una dimensión práctica real frente a la posibilidad de crear tejidos y órganos para enfrentar enfermedades. Hasta ahora no se había pasado ni del campo teórico ni de los modelos animales”.

El genetista explicó que con base en este desarrollo podrían fabricarse las tres líneas embrionarias que serían capaces de originar cualquier órgano, “y esto es excelente, las perspectivas son enormes”.

Aclara, sin embargo, que pese a tratarse de un gran paso, es necesario ser prudentes, “pues todavía son necesarios nuevos desarrollos para darles aplicación práctica y terapéutica”.

Frente al debate ético generado, Yunis aclaró que ve con buenos ojos la clonación terapéutica, mas no la reproductiva: “Esto en realidad abre las puertas para la clonación humana, porque solo bastaría con implantar el óvulo fertilizado con el ADN de la célula de la piel, para que se desarrolle un organismo completo”.

Historia de la clonación

1952: los estadounidenses Robert Briggs y Thomas King implantaron el núcleo de un embrión de rana en un óvulo de la misma especie. El embrión no se desarrolló.

1984: el danés Steen Willadsen anuncia la primera clonación de una oveja a partir de células embrionarias. Se reprodujo en cabras, cerdos, conejos y monos.

1994: el estadounidense Neal First clona cuatro terneros a partir de células extraídas de embriones.

1996: el escocés Ian Wilmut transfirió una célula de embrión de cordero a un óvulo de oveja.

1997: Wilmut anuncia el nacimien- to de la oveja Dolly, primer clon de un mamífero adulto producido a partir de una célula adulta extraída de la ubre de otra oveja.

1998: en EE. UU. se anuncia la clonación de los dos primeros terneros transgénicos.

1998: científicos surcoreanos anuncian haber clonado un embrión humano a partir de células adultas de una mujer.

1999: en EE. UU. clonan un embrión humano utilizando métodos idénticos a los de la oveja Dolly.

2005: científicos de EE. UU. lograron obtener células madre, pero no a partir de un embrión sino de células somáticas de la piel.

2011: en Argentina se clona por primera vez una vaca capaz de producir leche maternizada.

REDACCIÓN SALUD