Archivo

Farc y Gobierno se volverán a sentar el sábado

Equipos del Gobierno y la guerrilla pararon unos días para estudiar documento sobre tierra.

notitle
15 de mayo 2013 , 08:36 a.m.

Tras un intercambio de documentos esta mañana, los equipos negociadores del Gobierno y la guerrilla en La Habana decidieron trabajar ese material por separado. La idea es avanzar más rápido en lo que falta para concluir el primer tema de la agenda: tierras y desarrollo rural. Fuentes del Gobierno confirmaron que el próximo sábado se reanuda la mesa.

La sesión de este miércoles, como siempre, estaba prevista hasta la 1 y 30 de la tarde, pero tras el primer receso, que ocurre a las 10 y 30 de la mañana, las partes optaron por comenzar el trabajo separado de una vez.

La primera fase de esta ronda iba hasta el viernes, con receso el sábado, pero fuentes del Gobierno le dijeron a ELTIEMPO.COM que por lo menos mañana no habrá encuentro con las Farc porque seguirá el trabajo de los equipos de manera separada.

Horas antes, 'Pablo Catatumbo' afirmó a los medios presentes en La Habana que "hay disposición de avance". Estas palabras podrían considerarse una especie de respuesta al equipo oficial, que se despidió de la octava ronda con malestar por el ritmo del proceso de paz, que consideró “insuficiente”.

En un comunicado de dos páginas, leído por 'Pablo Catatumbo', las Farc dijeron que las discusiones con el Gobierno sobre una “reforma agraria estructural y profunda” ya arrojan aproximaciones y que el grupo guerrillero espera que “sean explicadas pronto en un comunicado conjunto que dé certezas” a los colombianos “sobre los alcances esperanzadores que hasta ahora arrojan los diálogos”.

El grupo guerrillero hizo énfasis en que la estructura latifundista ha sido la causante de la confrontación “política, social y armada” y dijo esperar que la solución de fondo a este problema sea la base para “la construcción de La Paz estable y duradera”.

“Queremos confiar en que esta vez sí surja un acuerdo que verdaderamente apunte a realizar una reforma rural estructural, radical, cuyos mecanismos de restitución, redistribución y formalización, acompañados de proyectos integrales de desarrollo tenga éxito, y acabe con la constante de la titulación de baldíos que solo tenga el propósito de no tocar los intereses de los grandes propietarios”, anotaron las Farc.

Reiteraron que esperan que todo este proceso no termine en un estímulo al mercado de tierras en el cual las asociaciones entre los dueños del “músculo financiero” y los campesinos para producir terminen convertidas en una suerte de alianza del zorro con la gallina¨.

Las Farc, finalmente, volvieron a defender el fortalecimiento de las zonas de reserva campesina e insistieron en una Asamblea Nacional Constituyente que se convierta en un ¨sólido tratado de paz¨.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
ENVIADA ESPECIAL DE EL TIEMPO
LA HABANA-CUBA