Archivo

Gobierno defiende las tres causas en las que se permite el aborto

Ministro del Interior se declaró en contra del referendo que busca acabar con esas figuras.

14 de mayo 2013 , 08:12 p.m.

Luego de conocerse la intención de un sector conservador que busca prohibir el aborto totalmente en Colombia, el Gobierno salió en defensa de esta figura y aseguró que no está de acuerdo con el referendo que busca ir en contravía de una figura que ya está establecida en el ordenamiento jurídico colombiano.

Quien se pronunció fue el ministro del Interior, Fernando Carrillo, que aseguró que las decisiones de la Corte Constitucional son para respetarlas, así no se esté de acuerdo con ellas, y que se debe defender la separación de poderes.

“Hay competencias de carácter legislativo y otras de carácter jurisprudencial, y lo que ha hecho la Corte Constitucional es fijar unos parámetros que nosotros tendríamos que respetar. Esa es la regla y el sentido del control constitucional”, precisó Carrillo.

El funcionario se pronunció en momentos en que la plenaria del debate adelantaba un debate de control político sobre la reglamentación del aborto en el país, y aunque no participó en esa discusión no rehusó referirse al tema.

“Como en la mayoría de los casos, se trata de respetar los frenos y contrapesos del sistema político y aquí hay una decisión de la Corte Constitucional que hay que respetar”, precisó el Ministro del Interior, quien agregó: “Me atendría a lo que ha definido el alto tribunal, porque trato de respetar su decisión y me parece que con eso es suficiente”.

La Corte, en una histórica decisión, despenalizó la práctica del aborto en tres casos específicos: cuando hay riesgo de muerte para la madre, si hay malformación del feto o si el embarazo es producto de una violación.

Sin embargo, a pesar de que esta decisión fue aplaudida por varios sectores de la sociedad, no son pocas las voces que han criticado ese fallo y han acusado a la Corte de “extralimitarse en sus funciones” con este tema.

Una de ellas es la del senador conservador José Darío Salazar, quien de hecho fue el citante al debate sobre el tema en el Congreso. Incluso, durante el debate aseguró que el aborto se está financiando con dineros estatales.

“El aborto no es un estado de necesidad de salud pública y, por lo tanto, el Estado no puede financiar unos casos particulares”, criticó Salazar, quien enfatizó que “la Corte Constitucional lo único que dijo es que el aborto está penalizado en los tres casos, pero no ordenó bajo ninguna circunstancia que fuera financiado por el sistema de seguridad pública y no ordenó procedimientos quirúrgicos especiales para ello”.

En la discusión en el Congreso se generaron opiniones divididas. El senador del Polo Luis Carlos Avellaneda afirmó que el solo hecho de citar a un debate de este tipo atenta contra la Constitución, ya que darle validez política a la teoría de Salazar se quedarían sin protección alguna, entre otras, las mujeres víctimas de conflicto que quedan embarazadas por una violación.

En otro sentido se pronunció el conservador Hernán Andrade, quien dijo en la plenaria del Senado que los colombianos “respetan pero no comparten posturas” como las de Avellaneda, y recordó que diferentes encuestas de opinión mantienen un margen alto de rechazo al aborto e incluso al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

No obstante, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, defendió lo que ha venido haciendo el Gobierno para cumplir la sentencia de la Corte Constitucional y que los decretos que ha expedido para reglamentar el tema buscan la protección de los derechos fundamentales de las mujeres.

“Vamos a seguir comprometidos con la salud como un derecho fundamental, no como un derecho retórico, lo que significa un goce efectivo del derecho de las mujeres a un acceso a los servicios de salud”, enfatizó Gaviria.

REDACCIÓN POLÍTICA