Archivo

La guerra contra las 'ollas' aún está cruda

Las autoridades no han entrado en la fase decisiva de allanamientos y de capturas.

notitle
14 de mayo 2013 , 07:29 p.m.

A 17 días de que se venza el plazo presidencial para atacar las llamadas ‘ollas’ de consumo y expendio de drogas en las principales ciudades del país, en Villavicencio las autoridades están en la segunda de las cuatro fases programadas para erradicar las ‘ollas’ de Brisas del Guatiquía y del Popular.

Es decir, ya cumplieron con la primera etapa de investigación y planeación, ahora están en la de inteligencia, en la que el trabajo de la Fiscalía es determinante, por lo que fue creada una fiscalía de microtráfico para llevar a efecto el reto que impuso el presidente Santos.

El coronel (r) Fernando Sandoval, secretario de Gobierno de la Alcaldía de Villavicencio, informa que la policía judicial está a la espera de que la Fiscalía expida las órdenes de allanamientos para pasar a la tercera fase de los operativos de captura de los responsables y de extinción de dominio de los bienes inmersos en la ilegalidad del tráfico de estupefacientes.

La cuarta fase es la de intervención social, con educación, salud, recreación y oportunidades de empleo.

Para apoyar el trabajo de la Fiscalía, las autoridades trabajaron en la recopilación de 43 testimonios de personas que no quieren saber nada más de ‘ollas’ en su vecindario porque son focos de inseguridad.

“En el Popular estuvimos dos días seguidos, casa por casa, verificando e identificando, sin parar. Fue tal el efecto que se les acabó el negocio. Antes uno pasaba y veía a 20 y 30 consumidores en ese triángulo de droga, pero ahora sólo vemos 3 o 4”, dice Sandoval.

El alcalde de la ciudad, Juan Guillermo Zuluaga, afirma que las autoridades tienen un “relativo control” de la ‘olla’ del Popular. “El paso por ese sector era peligroso, robos a toda hora, los bandidos tenían el control de la zona. Hoy la ‘olla’ no está acabada, pero la tenemos controlada”, precisa el mandatario.

Tanto Zuluaga como Sandoval coinciden en que el plazo presidencial los llevó a acelerar los procesos porque lo que se ha hecho en 44 días –contando desde el primero de abril, fecha en la que Santos dio el ultimátum– estaba programado para finales del 2013. El coronel Fabio Hernán López, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, afirma que el personal a su cargo está mentalizado en cumplir el objetivo. “Estamos en la judicialización con un trabajo en equipo con la Fiscalía y la policía judicial, recopilando el material probatorio, si el esfuerzo permanece y hay celeridad se puede cumplir con el tiempo establecido por el Presidente”, considera López.

En desarrollo de los operativos contra el microtráfico en el Popular, las autoridades han detectado que los ‘jíbaros’ que delinquían allí se han trasladado a otros sitios de la ciudad. De ahí, que el coronel Sandoval considere que acabar con ese negocio “es complicado porque hay consumo y el consumidor busca la droga en otro lado”.

Policía lleva 61 capturas, pero solo 26 están presos

El coronel Fabio Hernán López, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, informa que entre el primero de abril y el 13 de mayo sus unidades han capturado a 61 personas. De estos, 22 se encuentran privados de la libertad en establecimiento carcelario y cuatro en detención domiciliaria. Sin embargo, 30 quedaron libres por decisión de autoridades judiciales.

“Nosotros hacemos el procedimiento a nivel de policía judicial y se ha coordinado con la Fiscalía, pero ya le corresponde a la Fiscalía llevarlos a la audiencia ante los jueces, es un protocolo dentro del sistema penal que les corresponde a la Fiscalía y a los jueces”, explica López.

Extraoficialmente, Llano Sie7edías estableció que estas personas habrían quedado en libertad porque la cantidad de estupefaciente que les hallaron era muy pequeña.

El coronel López destacó la captura de Jhon Jairo Polanía Zabala, considerado como uno de los presuntos cabecillas de la banda delincuencial de Brisas del Guatiquía.

Este hombre, según las investigaciones, delinquía con los alias ‘el Diablo’, ‘Miguelito’ y ‘Tata’, los otros ‘peces gordos’ de la ‘olla’. Polanía tenía orden de captura por tentativa de homicidio, hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS