Archivo

Los comienzos de la Universidad El Bosque en una casa de paja

Las primeras clases se realizaban en una casa de 10 mil metros cuadrados.

notitle
09 de mayo 2013 , 07:39 p.m.

 Tras la crisis de la salud en 1975, que llevó al cierre del hospital San Juan de Dios, un grupo de médicos–profesores que trabajaban allí decidieron crear su propia clínica y una institución educativa. “Cuando se cerró el hospital San Juan de Dios teníamos que seguir yendo y allí nos poníamos a hablar con nuestros colegas y llegamos a la conclusión de que queríamos tener una clínica propia y enseñar medicina libremente”, cuenta Gerardo Aristizábal, fundador.

En 1977 le compraron, a una congregación de Hermanas de la Presentación, una clínica psiquiátrica a las afueras de Bogotá, a unos kilómetros del municipio de Usaquén. “En esa época no existían la Novena, ni la avenida Pepe Sierra, todo era una gran planicie de vegetación”, recuerda Otto Bautista, fundador de la Universidad. La clínica psiquiátrica se convirtió en la Clínica El Bosque, y en el terreno de la actual Universidad, llamado en ese entonces ‘El Campito de San José’, había una casa con techo de paja a la que le decían ‘El Rancho’.

La casa tenía dos pisos y 10 mil metros cuadrados de área. Cuando se fundó la Escuela Colombiana de Medicina –Universidad El Bosque, actualmente– el 12 de febrero de 1979, con presencia del expresidente Julio César Turbay Ayala, ‘El Rancho’ se usó como sede administrativa y también para salones.

“Había una sala central donde se reunían los fundadores y salones pequeños donde tomábamos algunas clases”, recuerda Carlos París Mayans, médico egresado de la Universidad El Bosque.

Entre 1980 y 1985, la Universidad adquiere los terrenos del Colegios Daza Dangond y el Colegio Santa Mónica para construir edificios para aulas de clases y laboratorio. En el 1997 se cambia el nombre de la institución y se le otorga el nombre de Universidad El Bosque.

En los 35 años que lleva funcionando la institución se le han hecho varias remodelaciones a ‘El Rancho’. “Se realizó mantenimiento a la escaleras, se han ampliado salones y se ha mejorado la estructura internamente”, cuenta Orlando Garcés, uno de los empleados más antiguos de la Universidad. La casa antigua de paja se mantiene como símbolo de la historia de la Universidad, actualmente se utiliza para los estudiantes de música por lo que en cada uno de sus pasillos y salones se escuchan las notas de pianos, guitarras y flautas.

De lo clásico a la era de la Innovación

Las universidades deben estar a la vanguardia de la innovación. En septiembre del 2011 se inauguró el edificio Fundadores. “Es un hito arquitectónico de la zona y amigable con el ambiente, reutiliza el agua lluvia y ahorra energía, al usar el 90 por ciento de luz natural”, afirma Carlos Felipe Escobar, rector de la Universidad El Bosque.

Para que los estudiantes conozcan los últimos adelantos de la tecnología, la Universidad adquirió el simulador ProLog Factory, el primer equipo en Colombia y único en Latinoamérica, que simula el funcionamiento de las industrias mostrando la producción real incluyendo la logística y el envío de los productos.

Además, para motivar la práctica de los estudiantes tiene un museo de Ciencias Naturales, donde está el fósil de tortugas gigantes, esqueletos de mamíferos y embriones animales.

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA