Archivo

Ejército venezolano se desplegará en estado gobernado por oposición

notitle
09 de mayo 2013 , 06:18 p.m.

Gobierno impartió orden argumentado inseguridad en el estado de Miranda, gobernado por Capriles.

El recién designado ministro de Interior venezolano, Miguel Rodríguez, afirmó este jueves que para disminuir la inseguridad, a partir del lunes será desplegado el Ejército en Petare, la barriada más grande de Venezuela ubicada en el estado Miranda, del que es gobernador el líder opositor Henrique Capriles.

"Miranda es el estado más violento del país", dijo el ministro criticando la gestión de Capriles.

Luego explicó que el Ejército tomará parte de un "dispositivo coyuntural" de puestos policiales a las salidas y entradas de Petare, que se retirará en la medida en que sean incorporados a la calle nuevos funcionarios de la estatal Policía Nacional.

Según Rodríguez, se espera que en septiembre se gradúen unos nueve mil policías nacionales, de los cuales una parte sustituirá a los militares que serán desplegados desde el lunes en Miranda.

El cuerpo de Policía Nacional fue creado en diciembre de 2009 por el ex presidente Hugo Chávez para atender los índices de criminalidad de Venezuela y para, entre otras cosas, trabajar de la mano con las comunidades.

A la par del Ejército, dijo el ministro, la "guardia del pueblo", formada por efectivos militares y creada en 2011 también por Chávez para combatir la inseguridad, visitará igualmente las comunidades.

La medida forma parte de la promesa de reducción de la violencia que el presidente Nicolás Maduro asumió durante la campaña para las elecciones presidenciales del 14 de abril, que ganó por 1,49 puntos porcentuales sobre Capriles.

De acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano 2013 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Venezuela es el tercer país con la mayor tasa de homicidios de América Latina, solo por debajo de Honduras y El Salvador.

El ex ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo en marzo que para 2012 los homicidios en Venezuela subieron a 16.000, lo que representa una tasa de 54 asesinatos por cada 100.000 habitantes, casi 14% más que el año anterior.

CARACAS
AFP