Archivo

De Montevideo a Hollywood / Crítica Mente

09 de mayo 2013 , 04:56 p.m.

He aquí dos historias. La primera empieza hace tres años en Montevideo, donde un cineasta local subió a YouTube un cortometraje que había hecho con 300 dólares. El corto fue un éxito y su director, Fede Álvarez, recibió decenas de mensajes de Hollywood, para felicitarlo y ofrecerle trabajo. En medio de su sorpresa, Álvarez viajó a Los Ángeles y en un par de días cerró un acuerdo con Sam Raimi, el consagrado director de la trilogía de Spiderman, quien le dio el privilegio de hacer una nueva versión de su clásico del terror The Evil Dead.

La segunda historia es la de Posesión infernal, como se llama en castellano este reencauche de The Evil Dead. Cinco adolescentes viajan a una cabaña remota para facilitar la rehabilitación de una muchacha que tiene problemas de drogadicción. Ese propósito terapéutico pasa a un segundo plano cuando los jóvenes empiezan a ser víctimas de espíritus malignos, que no van a dejar títere con cabeza (literalmente).

¿Cuántas veces hemos visto el cuento de los adolescentes en la cabaña? En lugar de hacer cuentas inútiles, aclaremos de una vez que Posesión infernal tiene unas actuaciones mediocres, un guion flojísimo y varias escenas impactantes, no tanto porque produzcan miedo, sino porque generan repulsión.

Ahí radica justamente el interés de esta cinta: aunque la carnicería que ofrece Álvarez utiliza muy pocos efectos especiales, su trabajo es tan eficaz que al espectador se le recomienda llevar gafas por aquello de los chisguetes.
El resultado de su trabajo artesanal es tan asqueroso que deja claro que con ese salto de Montevideo a Hollywood ha nacido una estrella del cine gore.

MAURICIO REINA
CRÍTICO DE CINE