Archivo

Concejo de Medellín aprobó transformación de UNE

Con 11 votos a favor y 9 en contra, se decidió que sea una sociedad de economía mixta.

notitle
09 de mayo 2013 , 02:58 a.m.

Tras 16 horas de intenso debate, el Concejo de Medellín aprobó este jueves el Proyecto de Acuerdo 106, mediante el cual se estipula la transformación de UNE, la empresa de telecomunicaciones filial de Empresas Públicas de Medellín (EPM).

El debate, el segundo y definitivo, se desarrolló en medio de la protesta de cientos de personas que colmaron la tribuna del Concejo y que con arengas y pancartas manifestaron su desacuerdo con el proyecto que le dará facultades al Alcalde de Medellín Aníbal Gaviria de firmar una fusión con la multinacional Millicom. (Lea también: Opositores se manifestaron en las barras del Concejo de Medellín).

No obstante la división conceptual de los corporados, la tendencia de votación mostrada durante el primer debate se mantuvo y con 11 a favor y 9 en contra, el proyecto más polémico de los últimos años en la capital antioqueña fue aprobado.

Antes las intervenciones de los concejales no fueron menos acaloradas que las expresiones del público en las gradas.

"El Alcalde no puede decirnos con quien hacer la fusión. Por eso este proyecto está mal presentado", dijo el concejal Ramón Acevedo, del Partido de la U. (Lea además: 'Lanzaron tomates' al Alcalde de Medellín por fusión UNE-Millicom)

Por su parte, Robert Bohórquez, de Cambio Radical, expresó que la decisión positiva era un acierto y el tiempo les daría la razón.

De igual manera, Aura Marleny Arcila, ponente del proyecto, respondió a los temores que algunos concejales manifestaron por la privatización de un patrimonio y la idoneidad de Millicom como socia de la fusión y expresó que el nombre de esa compañía aparece en el articulado del proyecto, sino en la justificación del mismo.

"No entiendo porque no podemos mencionar el nombre de esa empresa, si la Administración la presentó como el mejor socio estratégico después de hacer un análisis”, afirmó, en tanto aclaró que esta no es una iniciativa del Concejo.

Arcila también aclaró que el proyecto contiene el respeto de los derechos laborales de los actuales empleados de la empresa y los subsidios a los que les corresponden.

“En un proyecto aparte estamos presentando la creación del fondo para la universalización cuyo puente financiero será un porcentaje de los excedentes de la futura empresa fusionada y la creación del defensor del usuario de servicios públicos”, agregó.

El texto final del proyecto también establece que el control administrativo y operacional de la nueva sociedad podrá ser ejercido por uno o varios accionistas minoritarios y las que las decisiones que afecten la existencia, el objeto, la naturaleza jurídica, la composición accionaria deberán ser tomadas con el voto favorable de los accionistas públicos.

¿Qué pasaría tras la fusión?

La aprobación por parte del Concejo de Medellín del Proyecto de Acuerdo 106 que estipula la conversión de UNE en una sociedad de economía mixta, entregará las herramientas a la Administración Municipal para que lleve a cabo la fusión de la compañía de telecomunicaciones con la sueca Millicom.

Sin embargo, muchos de los concejales a favor del Acuerdo, ratificaron que su inminente aprobación no garantizaba que el socio de la filial de Empresas Públicas de Medellín (EPM), fuera esa multinacional y recordaron a las directivas de esa estatal y al Alcalde Aníbal Gaviria, que la elección del mejor aliado es responsabilidad de ellos.

De hecho, ya la Contraloría general de Medellín advirtió tener inquietudes por la elección del único proponente y el no haber hecho públicas otras propuestas de firmas nacionales e internacionales.

Al respecto, Juan Esteban Calle, gerente de EPM, fue enfático en recalcar que el mercado nacional de la telefonía móvil no es atractivo para las grandes compañías internacionales y Millicom fue la única que mostró un plan idóneo para competir en el país.

"Tocamos todas las puertas de jugadores globales. La gran realidad es que un mercado, donde el 70 por ciento está en un solo operador, no es muy atractivo para las empresas”, enfatizó.

El directivo señaló que la posición dominante de dos operadores le cuesta al país el 1 por ciento del PIB y añadió que un billón de dólares estaría en juego si no se aprueba el proyecto. Además recordó que la fusión generará 3.000 empleos en la ciudad.

A los cuestionamientos de Millicom como socia, se unió el concejal Jesús Aníbal Echeverri, quien dijo que se deben revisar otras empresas con mejor reputación.

“La preocupación mía es que de una vez lleguen con ese socio. Podrían pensar en una alianza estratégica”, acotó.

VÍCTOR ANDRÉS ÁLVAREZ
CORRESPONSAL MEDELLÍN