Archivo

Jugador del Boyacá Chicó, de nuevo acusado de golpear a una mujer

Se trata de Juan Carlos Deusa, quien tendrá que responder ante la Fiscalía.

notitle
08 de mayo 2013 , 09:53 p.m.

Luzdey Julio fue capaz de hacer lo que no hizo otra mujer, denunciar al jugador de fútbol Juan Carlos Deusa, del Boyacá Chicó, por maltrato físico. Esta valluna de 20 años y estudiante de derecho de la Universidad de Boyacá, interpuso el lunes pasado una denuncia ante la Fiscalía en Tunja contra Deusa por agresión.

Según el relato de Luzdey, ella se encontraba la madrugada del domingo en el bar María Mulata, al norte de la ciudad, con compañeros de la universidad cuando, entre las 2:30 y 3:00 a.m., Deusa, con quien ella había sostenido una relación hasta febrero del 2012, hizo presencia en el sitio con otros compañeros.

“Él se acercó a un amigo y le dijo que no entendía que hacía conmigo, que yo me la pasaba besuqueando al uno y al otro e incluso mujeres. Yo le pregunté porque había dicho eso, él me lo repitió delante de mis compañeros lo cual fue para mí un insulto y alcé la mano para intentar cachetearlo, pero él la bloqueó y me pegó dos puños en el oído, que me estuvo doliendo por varios días. En Medicina Legal me valoraron por ello, me dieron siete días de incapacidad y mandaron el reporte a la Fiscalía; allí puse el denuncio formal a pesar de que tenía miedo porque la noche del problema los amigos de Juan Carlos me gritaron que si a él le llegaba a pasar algo, me atuviera a las consecuencias. Pero yo me sostengo y lo llevaré hasta donde lo tenga que hacer”, dice Luzdey.

Esta no es la primera vez que Deusa se ve envuelto en una situación similar. En junio del año pasado, el futbolista de 20 años fue denunciado por otra mujer luego de que en una primera versión ella dijera que Deusa la había cogido a patadas en la calle cerca al restaurante Brasas del Norte. Sin embargo, la mujer no quiso mantener la denuncia ante las autoridades. En esa oportunidad el presidente del Boyacá Chicó, Ricardo Hoyos, se reunió con el futbolista y la mujer, con quien Deusa tiene un hijo de tres años, y escuchó las versiones de ambos, tras lo que decidió no expulsarlo de la disciplina del club.

En un comunicado, Chicó manifestó que “lamentaba y condenaba cualquier acto de violencia intrafamiliar y que tomaría las medidas para que Deusa asumiera su responsabilidad y recapacitara sobre lo ocurrido”.

“No fue la primera vez. Ya me había empujado contra una reja y golpeado en los brazos, pero en esa ocasión no denuncié porque no encontré atención”, asegura Luzdey, y agrega: “cuando conocí a Juan Carlos me dijo que estaba solo y luego me dijo que tenía un hijo, pero que no vivía con la esposa, la misma que no lo intentó denunciar aquella vez, y con la que dicen estaba el día del problema en Ibagué, a pesar de que hay evidencia de que él estaba en el bar esa noche y Chicó tuvo partido en Tunja ese fin de semana con el Huila, (Deusa no fue convocado para el compromiso)”.

“Lo único que quiero es que se haga justicia. No es la primera vez que el joven lo hace. Chicó es representante del departamento y no veo bien que haya integrantes de este estilo en el equipo, debería haber alguna sanción”, manifiesta. Por su parte el Presidente del Chicó fue contundente sobre la situación: “es reprochable y espantoso lo que pasó.- Ya se inició una investigación y si yo compruebo que el jugador es culpable lo saco del equipo”, manifestó el dirigente ‘ajedrezado’.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETE DÍAS