Archivo

La recuperación de un mono víctima del tráfico de fauna

El animal ha sido atendido por Martha Silva, cuidadora que ha velado por su recuperación.

08 de mayo 2013 , 09:29 p.m.

De solo 15 días de nacido, el diminuto primate había ingresado con hipotermia al Centro de Recepción de Fauna de la Secretaría de Ambiente. Solo medía 14 centímetros y había sido traído ilegalmente a la urbe, desde el municipio de Guamal (Meta).

Allí encontró el amor de Martha Silva, una cuidadora que se convirtió en su mamá canguro, cargándolo día y noche en una pequeña bolsa cerca de su pecho y alimentándolo con papillas.

Con el tiempo, el pequeño mono empezó a mejorar. Pasó a medir 40 centímetros y a pesar 280 gramos, pero también adoptó comportamientos ariscos con su mamá adoptiva. Por esta razón, hace 15 días, Martha se separó y él dio inicio a una etapa de adaptación con otros monos de su especie, padre y madre. “Ahora está en un proceso de acercamiento e impronta biológica con los de su especie para identificar comportamientos y actitudes”, dijo Silva.

Este proceso durará dos meses. Luego, el primate ingresará a una jaula más amplia con sus dos padres, para culminar su adaptación. Si el resultado es satisfactorio, lo más probable es que sean trasladados a alguna reserva en el Amazonas.

REDACCIÓN BOGOTÁ