Archivo

'Yidispolítica', piedra en el zapato de Uribe en el Congreso

Comisión de Acusación definirá en semanas si proceso contra expresidente prescribe o se mantiene.

notitle
08 de mayo 2013 , 06:51 p.m.

El representante investigador del expresidente Álvaro Uribe por la ‘Yidispolítica’, Yahir Acuña, le pidió al pleno de la Comisión de Acusación que niegue la prescripción del proceso, como lo solicitó la semana pasada el abogado del exmandatario, Jaime Lombana.

En la tarde del martes, el congresista radicó un escrito en la célula congresional, conocido por EL TIEMPO.COM, en el que solicita “despachar en forma desfavorable” la petición de la defensa, para la que los términos para investigar a Uribe por una supuesta presión para conseguir su reelección vencieron en junio del año pasado.

El tema está relacionado con el proceso que desarrolla la Comisión de Acusación contra el expresidente por las denuncias de la excongresista Yidis Medina, quien ha afirmado en reiteradas ocasiones que algunos funcionarios del Gobierno Uribe la presionaron y le ofrecieron prebendas para votar favorablemente la reelección presidencial, en el 2004.

De acuerdo con el escrito que radicó Acuña, los hechos para investigar a Uribe van más allá de la votación en el Congreso de esa iniciativa e incluyen las supuestas dádivas otorgadas a la excongresista.

Esta supuestas prebendas, según el escrito de Acuña, “fueron muchas y están documentadas”, la última de ellas fue “el Sena regional Barrancabermeja, cargo que fue entregado (…) el 2 de febrero de 2006 (…), fecha en la que fue nombrado el señor Juan Bautista Hernández, como respuesta al voto que depositó (Medina) en el 2004”.

Esto quiere decir que, de acuerdo con la posición de Acuña, el proceso prescribiría hasta el 2 de febrero del próximo año, cuando se cumplen los 8 años de la última supuesta dádiva otorgada a la excongresista.

Por su parte, el argumento de la defensa para pedir la prescripción del proceso es que la máxima pena para el delito de cohecho, por el cual es indagado Uribe, es de 6 años que se aumentan a 8 cuando se trata de un servidor público, y que este plazo se cumplió en junio del año pasado ya que los hechos imputados a Uribe son de junio del 2004, cuando se votó el proyecto reeleccionista en la Comisión Primera de la Cámara.

Fuentes de la Comisión de Acusación le dijeron a este diario que el tema será abordado en la sesión de la próxima semana y que el mecanismo que se estudia para resolverlo será escuchar los argumentos de Lombana y de Acuña y luego, en sesión reservada, votar si se aprueba o no la prescripción del caso.

La relación entre Acuña y la defensa de Uribe

Las diferencias entre el representante investigador Yahir Acuña y la defensa del expresidente Álvaro Uribe se hicieron evidentes en la citación a indagatoria al exmandatario por la ‘Yidipolítica’.

Acuña, único representante investigador en la Comisión de Acusación de las supuestas presiones de Uribe a la excongresista Yidis Medina para conseguir la reelección presidencial, determinó que la investigación pasara de preliminar a formal el pasado 30 de octubre. De paso, Acuña citó a indagatoria a Uribe para el 20 de noviembre del 2012.

Ese día, el congresista suspendió la diligencia luego de que el abogado Jaime Lombana, defensor del expresidente, acudió a la figura de la recusación, un recurso que le da la ley y que pretende que el investigador se separe del proceso.

Los motivos que expuso la defensa fueron que Acuña había incurrido en faltas al debido proceso en esa investigación. “Todo su actuar, honorable representante, permite concluir la existencia de una persecución, de falta de garantías y de la violación ostensible y repetida de las garantías procedimentales y procesales”, argumentó Lombana.

Como este recurso debía resolverlo el pleno de la célula congresional, Acuña dio por terminada la indagatoria, pero Uribe comenzó a dar su versión de los hechos y Acuña lo interrumpió y le recordó que la indagatoria se había suspendido, razón por la cual se viciaría el proceso si Uribe era escuchado sin resolver la petición para que se separara de la investigación.

Uribe insistió en hablar dentro de la diligencia y en tres ocasiones se levantó de la silla para que lo escucharan. Acuña pidió entonces que se le suspendiera el audio, lo que fue protestado por algunos seguidores del exmandatario presentes en el recinto de la Comisión.

Al final, Acuña dio por terminada la diligencia y escuchó a Uribe por fuera de la indagatoria. Meses después, el pleno de la Comisión de Acusación negó la recusación interpuesta por la defensa contra el representante investigador y confirmó a Acuña como investigador del caso.

En esa misma ocasión, Lombana le dijo a Acuña que “el país no puede derrumbar las instituciones de derecho porque usted le tenga ganas al expresidente Uribe”.

El congresista le pidió respeto al abogado, quien retiró sus palabras pero advirtió que el investigador, como lo hizo en algunas entrevistas con medios de comunicación, no podía advertir “que no le temblará la mano” para juzgar al exmandatario.

Yahir Acuña dijo que no le tiene “ganas” al expresidente Uribe y afirmó que “si el acervo probatorio contra el exmandatario” así lo indica, avanzará en la investigación.

“Responderemos por lo que haya que responder ante la Procuraduría por hacer nuestro trabajo”, dijo ese día el investigador.

‘Chuzadas’

La supuesta responsabilidad del expresidente Álvaro Uribe en las interceptaciones telefónicas hechas ilegalmente desde el DAS también está siendo investigada por la Comisión de Acusación.

El proceso llegó a manos de Yahir Acuña luego de que cinco congresistas fueran recusados o renunciaran a esa investigación. Los representantes Alfredo Bocanegra, Augusto Posada, José Rodolfo Pérez, Camilo Abril y Heriberto Escobar hicieron parte de esa indagación.

En un audio enviado desde Portugal, el exmandatario pidió ser escuchado en versión libre en ese proceso, lo cual ocurrió en agosto del 2011, ya cuando el proceso tenía a Acuña entre los investigadores.

En noviembre del 2011, tres meses después de la versión libre de Uribe, Acuña le envió una carta a Carlos Edward Osorio, el otro representante investigador, pidiéndole que se abriera una investigación formal en contra del expresidente.

En la carta, Acuña hacía referencia al testimonio de Martha Leal, ex subdirectora de Operaciones de Inteligencia del DAS, quien señaló que “en relación con Daniel Coronell, Andrés Peñate (ex director del DAS) manifestó que el presidente Uribe se encontraba muy molesto por los artículos que permanentemente éste sacaba cuestionando su gestión o a él mismo. Quería saber el Presidente si el periodista se encontraba en el país y en lo posible tratar de ubicar quiénes eran sus fuentes de información”.

Acuña señaló en la misiva que tales referencias no podían “pasarse por alto”, precisamente “cuando se ha sobrepasado, con creces, el término de la investigación previa, pues existen claros señalamientos, mismos que requerirán ser ampliados y cotejados con las otras pruebas que sean recaudadas, para darle solidez al cargo o a la exoneración del mismo”, por lo que pidió que se pasara de la investigación previa a la formal.

Hasta el momento no se conoce una respuesta de Osorio sobre esa carta.

La Haya, el otro proceso

El pasado 17 de abril se conoció que la Comisión de Acusación abrió una investigación preliminar contra los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe para indagar por sus supuestas responsabilidades en el manejo de Colombia del litigio con Nicaragua, en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Este proceso, motivado por una queja del representante a la Cámara por el Polo Germán Navas Talero, está en manos también de Acuña y de Constantino Rodríguez, presidente de la célula congresional.

En una comunicación enviada a la Comisión, la defensa de Uribe pidió escuchar al exmandatario en versión libre, para lo cual fue fijada la fecha del 11 de junio.

Los investigadores pidieron a la Presidencia las actas de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores en lo pertinente al caso de Nicaragua y luego de analizarlas decidirán el futuro de esa investigación.

Lo que viene

La Comisión de Acusación de la Cámara tiene previsto debatir y votar la próxima semana si se inclina por la prescripción del proceso, como lo solicita la defensa del expresidente Álvaro Uribe, o la niega, como lo pidió el representante investigador del proceso, Yahir Acuña.

Fuentes de la célula congresional le dijeron a EL TIEMPO.COM que uno de los mecanismos que se contempla es que Jaime Lombana, defensor de Uribe, y Acuña expongan sus tesis ante el pleno de la Comisión.

Luego de esto se haría una sesión reservada para que los 15 congresistas que conforman la Comisión voten sobre el vencimiento de los términos en el proceso por la ‘Yidispolítica’.

De negarse el vencimiento de términos, Uribe tendría que rendir indagatoria ante Acuña el próximo 28 de mayo. Luego de esto, el congresista debe decidir si precluye el caso o si pide una resolución de acusación, lo cual debe hacer ante el pleno de la Comisión.

En cualquiera de los dos casos, la célula congresional va a la plenaria de la Cámara, que es la que decide si se aprueba la preclousión del proceso o se acoje la resolución de acusación.

El caso más reciente que llegó hasta esta instancia fue la investigación contra el expresidente Ernesto Samper por el proceso 8.000, en el cual el pleno de la Cámara negó la resolución de acusación y precluyó la indagación contra el exmandatario.

FRANCISCO VALBUENA
REDACCIÓN POLÍTICA