Archivo

Reportaje: formas de ser madre en el siglo XXI

notitle
08 de mayo 2013 , 09:30 a.m.

 

La modalidad más extrema de la maternidad es la conocida como ‘vientre alquilado’: cuando una mujer soltera o casada accede a ser fertilizada con el semen de un hombre conocido y reconocido y al final de su embarazo ese bebé no es para ella sino para otra mujer, una pareja o un hombre a quienes les hizo ‘el favor’, casi siempre a cambio de una suma de dinero y, en muchas oportunidades, como muestra fehaciente de profundo amor y solidaridad.

Por otro lado, hace unas semanas, a una joven turca que nació sin útero ¿condición que le es propia a una de cada cinco mil mujeres¿ se le trasplantó el útero de una mujer fallecida, y quedó embarazada utilizando técnicas de fertilización in vitro. Si el embarazó culmina de manera exitosa, ya que tiene muchos riesgos, será un acontecimiento científico por replicar en un procedimiento que hace apenas un par de años parecía imposible e inalcanzable.

ADOPCIÓN: LO MÁS NATURAL DEL MUNDO

La forma tradicional de ser madre en el mundo entero, sin concebir hijos, ha sido la adopción. Según información aparecida en la página web del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en Colombia, entre 1997 y 2012 se adoptaron 41.188 niños, niñas y adolescentes, de los cuales 5.636 eran mayores de siete años o con algún tipo de discapacidad. El año pasado, 660 menores se entregaron a personas o parejas colombianas y 805 a extranjeras provenientes de Estados Unidos y países de la Unión Europea.

El fenómeno nuevo –no sólo en el extranjero sino entre nosotros– es que ha aumentado el número de mujeres solteras y profesionales que entre los 35 y los 45 años decide adoptar. Y también muchos hombres homosexuales (más que mujeres lesbianas) han empezado a realizar trámites para convertirse en padres. Uno de los casos más publicitados en nuestro medio fue el de un periodista norteamericano al que le aprobaron la adopción de dos niños, pero al conocerse su orientación sexual, las autoridades del ICBF intentaron echar para atrás la decisión. Luego de debates legales y morales que se ventilaron en público, los menores fueron devueltos a su padre adoptante y trasladados a Estados Unidos.

Para ver el artículo completo, visite nuestra nueva página web www.revistacredencial.com

Síganos en Twitter @revcredencial