Archivo

Samsung eleva el coeficiente de sus Smart TV

Probamos la nueva línea de Smart TV de la marca, su interacción y aplicaciones. ¿Si valen la pena?

notitle
07 de mayo 2013 , 02:33 a.m.

Al analizar la evolución que ha tenido el televisor de la mano de marcas como Sony, LG y Samsung, realmente asusta un poco pensar hasta dónde llegará la ‘inteligencia’ de la otrora ‘caja boba’.

Tuvimos la opción de probar al más reciente invitado de la fiesta: la Serie F8000 Smart TV 2013 de Samsung, una raza nueva de equipos que, sin duda, le harán parar con su carro de mercado la próxima vez que vaya a un almacén de cadena.

Lo primero que destaca es su diseño: marco imperceptible, metalizado sobrio y un soporte arqueado para mesa de apariencia futurista. La cámara en la parte superior ahora se despliega o guarda al presionarla.

Lo segundo que le gustará es su facilidad de configuración y, en general, de operación. Esto gracias a dos cosas: primero, posee un ‘cerebro’ de cuatro núcleos, lo que le brinda una velocidad y eficiencia elevadas.

Háblele, ordénele

De otro lado, las opciones de interacción con el aparato fueron optimizadas. El control remoto, en primera instancia, ahora posee un pánel sensible al tacto, con el que podrá, con el pulgar, moverse en los menús y acceder a las opciones.

En el control verá un botón de ‘voz’ que, con ayuda de un micrófono incorporado, le dejará pedirle que cambie de canal, volumen, active ‘apps’, vaya a su lista de favoritos, entre otras opciones.

Otra forma es levantar la mano (como si lo fuera a saludar) y, con la cámara, el equipo reconocerá los movimientos en el aire. Así podrá pasar de páginas en el menú principal (Smart Hub), cambiar de canales, subir o bajar el volumen (cerrando el puño hará ‘clic’), por mencionar algunas.

La ‘inteligencia’ de estos aparatos no para ahí. Además de un ‘escritorio’ renovado en comparación con la versión 2012, estos nuevos Smart TV de Samsung ‘aprenden’ a medida que usted los usa. Es decir, que en pocos días, el equipo estará en capacidad de ‘reconocer’ su rostro (con ayuda de la cámara) y entender qué tipo de canales y programas prefiere. Así, cuando lo encienda, el sistema lo reconoce y le desplegará una selección de contenidos que, intuye, le interesarán. Por lo general, no falla en la elección.

También fue mejorada la interacción con otros aparatos. Al desplegar el menú de ‘All share’ es ahora mas sencillo ‘emparejar’ el TV con tabletas, celulares y computadores, sin importar la marca o sistema, para disfrutar de fotos, videos, películas, etc., almacenadas en otros dispositivos.

Una semana ‘charlando’ y jugando con estos nuevos televisores no es suficiente para descubrir y aprovechar toda la innovación que traen. Acostumbrarse a unas de sus funciones realmente facilita y mejora la vida a la hora de disfrutar de la televisión.

Una última (buena) noticia para aquellos que compraron un TV de estos modelo 2012: podrá ordenar el ‘evolution kit’, una caja que podrá enchufarle a su equipo en la parte posterior y tendrá de inmediato todas las ventajas de ‘apps’ y funcionalidades aquí mencionadas.

El veredicto

Lo mejor: su nuevo ‘Smart Hub’ de funciones y ‘apps’. Su diseño y apariencia. El control remoto es una gran sorpresa. La forma de operarlo con la voz y el movimiento de las manos ha sido optimizada hasta volverla realmente una muy buena opción.
Por mejorar: ¿el precio? Es relativo. La gente sabe que existen ‘Ferrari’ en Smart TV.

Algunas características

Acá encontrará la lista de características del equipo que probamos:
Pantalla: 46 pulgadas, LED, 3D, 1920x1080 de resolución y Ultra Clear Panel.
‘Apps’: Smart Hub, redes sociales, ‘apps’ para niños, fotos, videos, ‘fitness’ y un navegador web, entre otras.
Conectividad: Wi-Fi, Hdmi (4), USB (3), componente (1), entrada compuesta (2), red LAN, audio digital.
Precio: $5,5 millones.

REDACCIÓN TECNOLOGÍA